19/Jul/2024
Portal, Diario del Estado de México

El reto de escribir(se) sin estereotipar, el lenguaje feminista de Adriana González

Fecha de publicación:

Aún en pleno siglo XXI existen muchos obstáculos para que una mujer pueda contar hechos que le han sucedido, desde el juicio hasta la revictimización en el propio sistema judicial, que emana del entendimiento que la cultura en la que opera tiene de las cosas.  

Ximena Barragán  

La propia escritora Adriana González Mateos, una de las voces más destacadas de la narrativa contemporánea, reconoció haberse enfrentado a esta problemática al novelizar su propia historia “recuerdo haberme preguntada “¿cómo hablo de algo tan marcado por prejuicios culturales arraigados tan profundos?”.  

En su obra “El lenguaje de las Orquídeas”, entre recuerdos y reflexiones, la autora relata el despertar sexual de una chica de 14 años ante un hombre mayor de cuarenta, casado, con hijos, que además era su tío, y quien le ordenase mantener en secreto su relación, para lo cual fue necesario encontrar la propia voz en medio de dos extremos del prejuicio “la nínfula, joven, seductora, que seguramente provocó al hombre” y “la niña totalmente inocente y virginal, que no tiene idea de lo que sucede”.  

Al recordar cómo logró definir la narración sin caer en ninguno de los dos extremos , admitió haber pensado que eso que le aconteció se trataba de un hecho muy extraño, que seguramente en su familia eran “unos monstruos que cargaban con estos estigmas” , sólo para luego descubrir que incluso amigas cercanas habían atravesado algo similar, sin embargo nunca habían hablado de ello.  

 “Empecé a sospechar que esto tan terrible era algo que le había pasado a muchas”.  

Efectivamente, la suya es una entre millones de historias que, aunque sigue siendo difícil, hoy encuentran outputs en las redes sociales, que dotan a las mujeres de una poder del que tal vez no están conscientes, puesto que muchas jóvenes no tienen un referente previo de cuando no había espacios para contar historias.  

Además de las redes sociales, las mujeres de hoy en día han creado espacios propios para contar sus historias, para re escribir la historia nacional, una que no las representa, como se observa en el caso de las pintas de la reforma.  

Lo anterior no sería posible sin el sentido de sororidad, aquel que permite a las mujeres encontrar, conocer y reconocerse en sus voces para visibilizar, contar y poner en discusión lo que sucede y ha sucedido.  

Adriana emitió estas reflexiones y compartió parte de su historia con las invitadas al panel “Autobiografía femenina. Escribir desde una perspectiva feminista” , coordinado por la Dra. Maricruz Castro Ricalde.  

(Foto: Web)  

Tags: en Cultura
Noticias Relacionadas

Evocan vida y obra del escultor Mathias Goerizt

10/09/2021

10/09/2021

La Secretaría de Cultura y Turismo inició un programa de charlas para que el público profundice, en un contexto académico, en la obra y...

Egresado de la UAEM publica su primera novela

23/03/2021

23/03/2021

Pablo Andrés Segundo Cruz, egresado de la Universidad Autónoma del Estado de México, publicó su primer libro “Hunab-Ku, inicios del...

Luchador de Triple A, Iron Kid, realiza entrenamiento masivo en Ocoyoacac

18/11/2019

18/11/2019

Ocoyoacac, México a 17 de noviembre del 2019.- Fomentando el deporte en el municipio de Ocoyoacac este domingo el luchador...

Conoce pueblo mágico de Tepotzotlán a través de turismo en un click 3.0

01/05/2021

01/05/2021

Con el propósito de mostrar al público que se ha adecuado la tecnología como una forma de conectar, conocer y...

Fotogalería: Café Azimut, la alternativa Toluqueña para beber un café de excelencia

01/02/2020

01/02/2020

¿Sabías que México cuenta orgullosamente con el 4 lugar a nivel mundial como productor de café? Misael Marín, arquitecto de profesión y...