06/Dec/2022
Portal, Diario del Estado de México

Con singular alegría

Fecha de publicación:

Gilda Montaño

Ya no más pleitos

Y allí estaban millones de personas viendo al señor Papa el otro día, –sin lugar a dudas, el hombre más importante sobre la faz de la tierra–, diciendo que en México había muchos muertos, y a mí ya mero me da un zupiritaco. No lo dijo nomás porque sí. Lo dijo cuando supo que dos de sus pares, hermanos jesuitas, habían sido asesinados dentro de su propia iglesia y que además, eran ancianos y que habían estado trabajando en su comunidad por espacio de por lo menos cincuenta años. Uno tercero se salvó, de puritito milagro, y con él, se confesó el asesino. Habló con él sacerdote, por espacio de una hora. Después se llevó los cuerpos y por días, no aparecían. Ya fueron enterrados. Ellos le habían pedido a la gobernadora poder mencionarle algunas cuestiones políticas de su iglesia jesuita, y ella no había querido oírlos.

¿Pero, por qué les platico a ustedes todo esto? Porque entiendo que nuestro país tiene dentro, el 98% de católicos que siguen al Papa. Es un hombre que merece todo mi respeto. Alguien que está muy enfermo, y sigue trabajando como el primer día. Y que él se haya atrevido a decir: –con valentía, con desconsuelo y con un dejo de desolación para nuestro país–, que en México se están asesinando a muchas personas, me da una inmensa tristeza. Porque tiene razón. Por lo menos, todo el mundo cristiano lo oyó.

Día tras día, son muchas las malas noticias para nuestro muy amado México. O hay pandemia y ésta subió al 1000%; o cantidad de desempleos; o ya no existe el seguro popular en donde yo trabajé, y teníamos capturados al 58% de la población del país; o se llevaron las medicinas de los niños con cáncer; o en cada esquina con pistola en mano, pueden a quien sea, quitarle sus pertenencias: ya sea un teléfono celular, una cartera, un coche, o la vida… y esto no es cada tercer día: es invariablemente diario y a cada instante. Terrible. ¿Y con los judíos mexicanos, qué?

Volvamos a México, y por favor, por lo que más quieran los políticos de nuestro país, afánense en crear argumentos, políticas públicas, una buena administración pública; hagan crecer a México, que algún día fue el 8avo país más importante de esta tierra. No nos pelemos con nadie. Todos nos necesitamos y más, si estamos llenos de tristeza porque se nos han muerto de la pandemia, miles de amigos a los que alguna vez amamos mucho. No es tiempo de pelearnos con las iglesias, porque lo que nos queda en una situación por la que estamos viviendo, es agarrarnos de la mano de Dios, y pedirle con toda el alma, que no nos suelte. Imploramos misericordia tanto los católicos como los judíos. Los primeros, de ese pueblo venimos. 

De sopetón, me encontré esto, y me encantó. Yo quisiera pedirles a todos los administradores públicos y políticos mexicanos, que, de pasadita, lo leyeran, se lo aprendieran y lo llevaran a cabo. Se están haciendo políticas públicas al vapor, entre otras miles de cosas, y la verdad es que el país está desorientado. Desconcertado. Yo no quisiera ni siquiera pensar que en caos. Triste estoy, y no encuentro ni para dónde hacerme.

Noticias Relacionadas

Confesiones de turista

20/10/2020

20/10/2020

México ante reflejos Aranxa Albarrán Solleiro Lo conocí un día de enero de hace cuatro años, mi miedo y mi...

Cantar las Cuarenta

27/07/2020

27/07/2020

Don Dámaso   Allá el Ejecutivo si, en verdad, que no es menester usar cubre bocas para evitar contagiar y contagiarse con...

Con Valor y Con Verdad

21/04/2020

21/04/2020

Le urge operación política  Nadie puede negar el carisma del titular del Ejecutivo y la empatía con los que menos...

Derecho de Picaporte

29/11/2021

29/11/2021

Alfonso Godínez Mendiola La presidenta estatal del PRI, Alejandra del Moral, volvió a del Mazo. Ahora fue durante su participación en la...

Temas de Gobernanza /La calidad de los procesos electorales hace elecciones confiables

18/02/2021

18/02/2021

Ramón Cuevas Martínez  Las cuentas claras y el chocolate espeso. Dicho popular  Estamos pagando los saldos de sistemas electorales que...