14/Jun/2024
Portal, Diario del Estado de México

Confesiones de turista

Fecha de publicación:

Aranxa Solleiro

El descuido del impacto cultural

El “impacto visual de las producciones artísticas” como solía decir Carlos Monsiváis ante el sobresalto y admiración que proyecta una persona de obras realizadas por manos prehispánicas en alguna zona arqueológica, son un recuento de las maravillas que a momentos se pierden en la mirada de un habitante común. Aquel que se adentra irremediablemente en el ir y venir de los quehaceres cotidianos y quien se olvida que cada espacio que le rodea es una memoria gráfica de la historia, de sus raíces.

En algún momento el arquitecto Gabriel Pérez, dio un recorrido en el centro de Toluca durante los tiempos de pandemia a habitantes, con la finalidad de demostrar que la capital mexiquense conserva un sinfín de símbolos históricos, culturales y arquitectónicos que demuestran la relevancia que representa la ciudad desde tiempos de Hernán Cortés. Sin embargo, han sido gravemente olvidados por la mayoría de los citadinos, ya que, no solamente ignoran aquellos elementos, sino que desde los días escolarizados, olvidamos resaltar el lugar en el que nos encontramos. 

La educación entonces, merece darse el tiempo de reflexionar sobre la construcción de identidades en los alumnos sobre el lugar al que pertenecen, pues las lecciones de historia son insuficientes para conocer cada rincón que compone al territorio mexicano, evidentemente. 

En este sentido enfatizo en el trabajo de un profesional en turismo, el cual no solamente debe dedicarse a la práctica de la profesión en cuestiones operativas y administrativas como lo hacen en el interior de alguna empresa del giro, sino que debe fungir como amalgama del ser humano con sus raíces. Un embajador -por nombrarlo con un lugar común- de la cultura, de la nación, de las riquezas con las que se cuenta. 

¿Cuál es el objetivo de insistir en la transmisión de conocimientos culturales? La respuesta podría ser evidente: la falta de atención e interés -sobre todo- de parte de dependencias gubernamentales para la preservación de los bienes tangibles e intangibles en el país. Para dar un ejemplo, no solamente se cuenta con el 80 por ciento menos de asistencia a museos a partir de 2020, sino que además, se tiene en el olvido el sector cultural en las plataformas de estadísticas como Inegi, el cual desde 2012 no cuenta con un censo de las personas que participan en eventos culturales ni mucho menos del total del personal que trabaja en el sector. 

A la cultura se le descuida, por ende, se descuida a la población y a aquellos que ingresan con ilusión a las facultades de turismo o cualquier institución formadora de turismólogos. Los cuales del 100 por ciento de egresados, solamente el 20 por ciento obtiene un trabajo en la actividad. 

La solución no entiendo con certeza cuál sea, sin embargo, las dependencias y los dirigentes de aquellos espacios culturales, así como de sitios escolarizados sin brindar educación cultural, parecen dormir en paz.
Confesiones en: Twitter: @aranx_solleiro, Instagram: @arasolleiro y aranxaas94@gmail.com

(Foto: Aranxa Solleiro)

Noticias Relacionadas

Cantar las Cuarenta

22/03/2021

22/03/2021

DON DÁMASO   “Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”.  Desmond Tutu  PÓKER FACE: México cayó 23...

Temas de Gobernanza

21/08/2020

21/08/2020

La comunicación de resultados, un problema añejo   Ramón Cuevas Martínez*  Lo de hoy es escuchar a gran cantidad de directivos...

Derecho de Picaporte

29/11/2020

29/11/2020

Alfonso Godínez Mendiola  Como comentamos en su oportunidad, la alianza del PRI con el PAN para la gubernatura de Nuevo...

ANÁLISIS

10/01/2022

10/01/2022

Tomás Flores Rosales • Agotar tiempos constitucionales, la mejor estrategia del Gobierno ante la negativa de MORENA de votar paquete...

PlanoSecuencia, cine cuadro por cuadro

12/09/2022

12/09/2022

Ivan Joatzay 50 (o Dos Ballenas Azules se Encuentran en la Playa): una visibilización de la ruptura emocional Con su...