21/Apr/2024
Portal, Diario del Estado de México

Disposición, adaptabilidad y mucha empatía, la docencia profesional en línea

Fecha de publicación:

Aranxa Solleiro  

Es necesaria más que una sola pantalla para atender a todos los estudiantes a los cuales Rebeca Mejía enseña. Desde las siete de la mañana a las siete de la noche, ella se sienta en su silla y comienza a realizar su trabajo. 

Su salón cuando cae la noche, se convierte en su habitación. Duerme con el permiso de los materiales didácticos, de hacerlo cuatro horas o posiblemente tres, cualquier número de minutos de descanso serán suficientes para levantarse con la sonrisa que la representa.  

Su instalación está compuesta por dos ordenadores de cómputo, una bocina, una libreta para hacer anotaciones y un cúmulo de entusiasmo para hacer las cosas. La disciplina a la cual se enfoca es el turismo, en tanto que estudió una maestría y una licenciatura en ello. Ha trabajado en diversas empresas de hospedaje y departamentos gubernamentales. Su conocimiento del sector es vasto y por ende, su único deseo es compartir la energía precisa a sus estudiantes para que continúen sus estudios a pesar de los obstáculos. 

“Creo que sigue siendo un área de oportunidad trabajar de manera sincrónica y asincrónica, aunque no es lo mismo, se extraña la interacción con los alumnos y las alumnas de manera presencial.” Comenzó con la conversación respecto a los retos fraguados en la metodología de enseñanza que sin desearlo, ha cambiado casi de manera radical durante la pandemia, especialmente para los docentes en turismo.  

Perspectiva del docente 

“En este tiempo he salido de mi zona de confort muchas veces. La actualización en el uso de las plataformas digitales ha sido toda una aventura, aunque ya en algunas escuelas se tenían programas de modalidad virtual, no deja de ser un reto para aprender a usarlas y sobre todo, aprovecharlas para que los discentes se beneficien.” Comentó.  

El estado físico, por otro lado para los docentes, no solo ha sido afectado por la falta de movimiento, sino por el proceso de adaptación al uso tecnológico del cual la mayoría estaba alejado y que en distintos casos provoca estados de ansiedad y cargas de estrés que repercuten en la salud.  

“Estar frente al monitor, a veces 6 u 8 horas, o más al día es cansado, principalmente lo físico (espalda y vista). Es de admirar y agradecer, a los profesores que no estaban asociados a la tecnología, están haciendo un esfuerzo por seguir.” Dijo. 

Perspectiva del docente hacia los alumnos 

El proceso de aprendizaje de cada alumno es diverso, puesto que depende de: sus habilidades, formas de aprendizaje (visual, kinestésico y auditivo), sus recursos económicos y situación social. A través de la apertura de cámaras digitales, los docentes tienen la capacidad de visualizar el tipo de relación familiar, los roles que llevan a cabo dentro de ella, las carencias y posibilidades con las que cuentan. Éstos, tendrán consecuentemente, un impacto beneficioso o perjudicial en su estudio cotidiano, puesto que no todos atienden las cátedras de la misma manera.  

“Hay que agradecer a los alumnos que hacen lo posible por estar en clase, algunos usan sus datos (telefónicos) para poder conectarse porque no cuentan con internet o tienen que trabajar para poder solventar sus gastos y apoyar en la familia.” Argumentó. 

El entendimiento y preparación de elementos que repercuten en la enseñanza y aprendizaje, auspicia la empatía y flexibilidad en los enseñantes y con base en ello, ser capaces de diseñar un modelo pedagógico posible de llevar a cabo.  

“Creo que como docentes debemos ser empáticos con este tipo de situaciones. Es cuando me pregunto: ¿cómo puedo seguir aportando en la vida de ellos y ellas en esta nueva normalidad? Existen comentarios que su carga de trabajo es mayor que cuando estaban de manera presencial. Vi un meme que decía: “la verdad no estoy aprendiendo nada, solo entrego las tareas para aprobar.” Y es triste leer esto porque lo que se busca es que los jóvenes sigan aprendiendo no solo aspectos técnicos de su carrera, sino que se fortalezcan habilidades, actitudes y aptitudes que les ayuden y abonen en todos los aspectos.” Prosiguió. “Para los alumnos el conectarse a una sesión, también es abrir las puertas de su casa, de su espacio.” 

Perspectiva del docente en turismo 

La disciplina turística se conforma de actividades operativas casi un 50 % de su plan de estudios, dado que su campo laboral es extenso y se conforma de manera interdisciplinar, el cual se divide en “Gestión de empresas” y “Gestión del patrimonio”, siendo la práctica fundamental para su desarrollo.  

Hoy en día derivado de la clausura de la mayoría de espacios dedicados al sector, los planes de enseñanza han debido de ajustarse a las normas de cuidado para evitar el contagio del virus SarS-CoV-2, lo que en ocasiones, instala un sentimiento de incertidumbre en los discentes, puesto que desconocen –como incluso los expertos en turismo- el futuro de la actividad y la apertura de oportunidades laborales.  

“En el caso del turismo, replantear la enseñanza sigue siendo un tema debido a que de momento no se pueden hacer trabajos de campo o visitas de familiarización, entonces el poder generar estrategias que no solo sean hacer trabajo de gabinete, creo que es algo que se debe tomar en cuenta.” Siguió. “He intentado que personas especialistas en diferentes áreas participen como ponentes, es una ventaja de lo digital: poder acercar a los alumnos con ellos y ellas.”  

“Recuerdo mucho las prácticas de campo que tuve durante mis estudios y lo que aportaron a mi profesión, entonces, parte de los retos en esta modalidad es buscar implementar estrategias que abonen en la formación de los y las discentes, y que de alguna manera, esa pasión por el turismo se mantenga viva.” 

Rebeca comenta que ha sido fundamental los apoyos de las universidades para evitar el índice de deserción y los alumnos continúen su formación académica. “Hay mucho que mejorar todavía. Desconozco el trabajo que hacen todos los docentes o alumnos, pero creo que estamos a tiempo de seguir aprendiendo ambas partes y ser resilientes ante esta situación.” Finalizó. 

(Foto: Cortesía)  

Noticias Relacionadas

De la protesta a la propuesta: universitarias alzan la voz para ser escuchadas

25/02/2020

25/02/2020

La ola de protestas contra la violencia y el acoso sexual que se vive en la UAEMex ha invadido diversos espacios académicos, tal es el caso de FaCiCo el pasado...

Texto Meta, innovación y calidad en la enseñanza del idioma inglés

03/10/2020

03/10/2020

Una mixtura de sabor a café con aprendizaje, así se caracteriza Texto Meta, la organización creada con el objetivo de...

UAEM dentro de las 10 mejores universidades del país, afirma Times Higher Education: Barrera

03/09/2020

03/09/2020

Por su calidad, la Universidad Autónoma del Estado de México ocupa la décima posición entre las instituciones públicas y privadas...

Imparte Antonio Isaac Gómez curso de producción cinematográfica en línea

21/04/2020

21/04/2020

Este lunes dio inicio el curso en línea CineRegistro, en el que se dan a conocer los fundamentos para realizar...

Agenda de arquitectura debe ser replanteada por COVID-19

04/01/2021

04/01/2021

La agenda de la arquitectura debe ser replanteada debido a que las necesidades en las edificaciones cambiaron por la pandemia...