12/Jun/2024
Portal, Diario del Estado de México

¿Qué hacer en Finisterre? / 3 Poemas de João Mostazo

Fecha de publicación:

Yo veo de lejos al planeta y pienso: 

qué cagada de planeta. 

Pero vivo en el planeta y duermo en el planeta. 

Yo despierto en el planeta y pienso: 

qué basura de planeta. Qué maravilla de planeta. 

Pero pasa un cometa por mi cabeza. 

Tomo al cometa y me siento en el cometa y pienso: 

qué mierda de cometa helado. 

Pero voy encima de él porque la caída es alta. 

Yo escucho la charla de las bacterias congeladas 

y pienso: bacterias congeladas del carajo. 

Pero ellas tienen razón, 

entonces me conformo. 


I.   

Los trabajadores del foso cavan la tierra, abren la nada en la tierra. 

Los huesos de los trabajadores del foso, puntiagudos, rasgan 

la piel de los trabajadores del foso. 

Los músculos de los trabajadores del foso acumulan 

la masa que sacan de la tierra, y crecen; 

los trabajadores del foso guardan en la carne 

el vacío que sacan de la tierra. 

Los trabajadores del foso se iluminan: 

es noche y la oscuridad constriñe. 

Los ojos de los trabajadores del foso en la noche son linternas blancas. 

La tierra se hunde en sí misma. 

Allá abajo, en el fondo, cerca del infierno, 

los trabajadores del foso cambian su fuerza 

por la nada que abren en la tierra, 

y pagan con este cambio la entrada 

indeseada en la próxima tierra. 

Mañana un monumento será erguido aquí —piedras blancas, 

bronce, multitud, 

en homenaje a los trabajadores del foso 

que hicieron esta obra imposible. 


II. 

Los muertos caminan de izquierda a derecha; 

los muertos, la caravana de los muertos, 

las carrozas llenas de dolientes de los muertos y sus calaveras, 

empolvadas, 

caminan, se arrastran, vencen la tierra, 

de izquierda a derecha. 

Los soldados cargan a los heridos, corren, tropiezan, se levantan, 

cargan a los heridos de izquierda a derecha; 

los helicópteros posan con los nuevos combatientes y cruzan 

de izquierda a derecha. 

Los muertos que no fui, que no soy, que no puedo ser, 

pasan de izquierda 

a derecha, 

y la humanidad pasa a galope en la avenida 

siguiendo sus tambores y arrastrando sus cuerpos vivos en la 

avenida. 

La humanidad pasa en el planeta y en la avenida. 

Sólo sé de muertos que no regresan, que tocaron la materia viva 

que yo no toqué, y encendieron antorchas, y pasaron de izquierda 

a derecha. 

Grandes cosas. 

La humanidad pasa, dura, queda. 

Herrumbre en el acero de la civilización. 


Traducción de Sergio Ernesto Ríos. 

Tags: en Arte, Letras, Portada
Noticias Relacionadas

Venezolanos en México cambiaron paradigma migratorio: académico

15/01/2021

15/01/2021

El creciente flujo de migrantes venezolanos en México representa un cambio en el paradigma migratorio, ya que su objetivo y...

Buscará la UAEM aumentar número de estudiantes y calidad académica: Eduardo Barrera

25/05/2021

25/05/2021

Con base en el principio de inclusión, la Administración 2021-2025 de la Universidad Autónoma del Estado de México se empeñará...

Gobierno de AMLO reivindicará a los sectores olvidados por el oficialismo neoliberal durante conmemoraciones

05/02/2021

05/02/2021

El Día de la Constitución es uno muy especial para la vida social, política, económica y cultural de nuestro país....

Re-significan identidad toluqueña a través del arte y cultura

08/02/2020

08/02/2020

El gobierno municipal de Toluca busca, a través de la cultura y el arte, dotar a la población de la...

Lectura en familia; actividad ideal para esta cuarentena

06/04/2020

06/04/2020

La lectura es una de las actividades que pueden realizar las familias que se encuentran en sus hogares, durante la...