28/Jan/2023
Portal, Diario del Estado de México

Familia y Sociedad

Fecha de publicación:

Laura Barreal Danel

Padres de familia……. eduquemos el pudor en nuestros hijos.!!!!
Muy querido(a) lector(a)!!! Es para mí un gusto enorme saludarle para desearle a Usted y a su apreciable familia, toda clase de parabienes, paz y mucha salud. Aprecio de su parte el tiempo y espacio que Usted destina a la lectura de éstas líneas, que el día de hoy dedicaremos a tocar la importancia de educar el pudor en la vida familiar, pues esta virtud contribuye en gran medida al necesario cuidado de la intimidad de cada persona.
La educación del pudor le permite a la persona reconocer el valor de su intimidad y respetar la de los demás. Permitiendo asimismo, mantener la propia intimidad a cubierta de extraños y rechazar lo que puede dañarla. De igual manera, contribuye a cuidarla y descubrirla únicamente en circunstancias que sean útiles para la mejora propia o ajena……Es así como el Doctor David Isaacs describe la virtud del pudor. Y agrega que, curiosamente la misma palabra pudor puede evocar para nosotros, en primer lugar, una sensación de algo que limita, algo que se vivía erróneamente en el pasado.
Choza J. por su parte, en su libro “La supresión del pudor” en Nuestro Tiempo…, acota que “el pudor es una virtud y, por tanto, un deber, y todo el mundo se siente aliviado si se le exime del mismo, es decir, si se considera como un puro condicionamiento social. Es por eso que la literatura psico-sociológica –dispuesta a agradar al público, como toda literatura– tiende a considerar como condicionamientos sociales preferentemente los hábitos llamados virtudes”
Sin embargo, si lo analizamos, estaremos de acuerdo con el Doctor Isaacs cuando afirma que el pudor tiene un gran sentido para las personas que viven en una sociedad que tiende a destruir la intimidad de la persona pues, la masificación y el desorden de las costumbres pueden hacer de la persona un simple cómplice de la corriente general.
Tal manipulación corresponde al interés de unos cuantos, para lograr permear en nuestra vida familiar y personal, las ideologías de las que tanto hemos comentado acá y que, al lograr éstas hacer cambios en nuestras ideas, nos convierten en presas fáciles de sus aparentes encantos, sin que nos detengamos a reflexionar sobre las verdades a medias de las cuales nos van convenciendo para alejarnos de la propia realidad y aún de la capacidad plenamente humana de “discernir” en el proceso de toma de decisiones, sin percatarnos de que nuestra inteligencia se encuentra obnubilada, para que sea nuestra voluntad dirigida a los propósitos mal intencionados de quienes contribuyen en los diferentes medios de comunicación y redes sociales ante los cuales, nos encontramos tan expuestos.
Al respecto, Pieper, J., en su texto “Prudencia y Templanza” Editorial Rialp, Madrid, 1969…, refiere que, la virtud cardinal de la templanza se distingue de todas las demás virtudes cardinales en que “tiene su verificación y opera exclusivamente sobre el sujeto actuante” y como el pudor está muy relacionado con la templanza, nos encontramos con que estamos hablando de una virtud que repercute en un ámbito difícilmente observable desde fuera.
El Doctor Isaacs nos hace ver que, en éste sentido resultaría demasiado fácil centrarse en el sexto mandamiento –“No cometerás actos impuros”—y olvidarse entonces del desarrollo de la virtud, que es, recordemos, un hábito operativo bueno.
Se ha dicho que la intimidad se refiere al aspecto interior o profundo de una persona, que comprende sentimientos, vida familiar o relaciones de amistad con otras personas.
Respecto a la vida familiar, los padres no debemos perder de vista que, ante todo, somos ejemplo y primera referencia que los hijos tienen en la actuación cotidiana y la virtud del pudor no es la excepción, si consideramos que ésta, es una tendencia natural a defender lo más íntimo de la persona, nuestro cuerpo, nuestra forma de hablar y actuar y así, todo aquello que consideramos privado.
El pudor, como todas las virtudes, debe comenzar siendo demostrada por los padres a través del decoro y recato en el momento de hablar, de moverse, de sentarse, en la forma de vestir, etc. pues es precisamente ahí, donde los hijos van tomando ejemplo.
Desde luego, la explicación continua del pudor como virtud no está de moda, en la conversación y menos en la práctica ya que, es claro que vivimos en una sociedad en la cual la sobredosis de sexo, el utilitarismo, y otras muchas ideologías que, por desgracia, van permeando en el ambiente familiar y al final, provocan más dolor que placer. Por tanto, tengamos siempre presente el valioso significado del respeto que cada persona tenga por sí misma…… Y esto se aprende principalmente en el núcleo familiar. Para esto, es necesario que los hijos reciban continuamente la explicación de la olvidada palabra del pudor.
Es imprescindible que los padres eduquen a los hijos en la virtud del pudor desde su más tierna infancia puesto que, esto les llevará a saber respetar el pudor de otras personas……Se ha dicho que “hoy somos lo que somos, porque antes fuimos lo que fuimos” , como consecuencia de la falta de atención del pudor en la niñez. Y por consiguiente, se ha comprobado que cuánto más olvidado se tiene el pudor, más se extiende la pornografía y más violenta y degradada se vuelve la sociedad, explotando a hombres, mujeres y niños, que forman parte de la industria y de los problemas que de ello se derivan, como adicciones, violencia, infidelidades, divorcios, etc.
No olvidemos que, si no se inculca a los hijos la virtud del pudor, desde luego, sostenida a través de un claro ejemplo de los padres, ellos difícilmente sabrán valorar y cuidar su intimidad y les será difícil practicar otras virtudes relacionadas con la sexualidad, antropológicamente definida ésta como “una forma de ser persona, en femenino o masculino, desde el vientre materno”
Muy estimado(a) lector(a)!!! Este tiempo de pandemia nos ofrece la oportunidad de educar o bien, reeducar el pudor , entre otras virtudes, en la intensa convivencia que hoy se vive en las familias debido al confinamiento….. De éste modo, estaríamos sembrando semillas de amor y respeto a uno mismo y a los demás, para contribuir así a una mejora sustancial de la sociedad en decadencia en la que vivimos y que, solamente nosotros mismos podremos rescatar mediante cambios esenciales en las propias acciones, basadas en el principio fundamental del respeto a la dignidad de la persona.
Y…..Hasta la próxima, querido(a) lector(a)!!!!!

¿Deseas recuperar el respeto a la dignidad de la persona……en tu vida familiar?
Pongo a tus apreciables ordenes mi acompañamiento y apoyo profesional y humano …….a través de “Consultoría y Orientación familiar” que debido a la pandemia, la estoy realizando “online” y, para hacer una cita me puedes contactar al correo electrónico orientafam.lbd@gmail.com
También me encuentras en http/youtube/98oVD_LR9iA Es mi canal de Youtube, Laura Barreal Danel

Noticias Relacionadas

CON SINGULAR ALEGRÍA

19/10/2020

19/10/2020

Gilda Montaño  En la medida en que el mundo cambia, también las ideas sobre el papel del Estado en el...

Derecho de Picaporte

28/10/2020

28/10/2020

Alfonso Godínez Mendiola El líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, signó un documento enviado al INE donde el partido se...

Derecho de Picaporte

28/12/2020

28/12/2020

Alfonso Godínez Mendiola  Ayer les comentamos los 16 distritos electorales en los que el PRI irá en alianza con el...

Derecho de picaporte

06/12/2021

06/12/2021

Alfonso Godínez Mendiola El PRI nacional, de la mano de su presidente Alejandro Moreno Cárdenas, emprende una nueva campaña contra la...

Con Valor y Con Verdad / Le alcanzará a “Va por México”

28/04/2021

28/04/2021

Gustavo Rentería  Para equilibrar el poder, balancear la cosa pública,  diminuirle la fuerza a López Obrador y evitar una dictadura se creo la...