01/Mar/2024
Portal, Diario del Estado de México

Confesiones de turista

Fecha de publicación:

Caminando entre los sentimientos de Toluca 

Un cuatro de mayo caminaba por los Muros de Belfast, esa construcción de concreto que divide devastadoramente a la población católica y protestante. La riña desde 1968 que hasta la fecha sigue siendo un asunto sumamente serio. Don Robert, un ex prisionero que formó parte del Ejército Republicano Irlandés, me compartía sus días defendiendo lo que él creía que era lo correcto, especialmente a su gente. Personas heridas, asesinadas y seriamente dañadas, es lo que quedó de aquella confrontación en donde todos los participantes pueden ser los héroes o los terroristas, todo dependiendo del lado del muro de donde vengas.  

Aranxa Albarrán Solleiro 

Belfast en Irlanda del Norte, me penetró fuertemente mi alma, cada paso que di en la ciudad me pedía detenerme y colapsar, las expresiones que admiré a través de las imágenes plasmadas en los muros me convertían en un ser sensible. Seamus Heaney recorrió mi mente con uno de sus poemas sobre el problema social en la ciudad llamado Whatever you saysay nothing del cual habló Robert Fisk en su más reciente columna en el Independent, recordándome tres palabras de él: “polarization’ and long-standing hate”, es decir: polarización y odio arraigado. Los citadinos de Belfast han dedicado su tiempo a embellecer de manera artística el lamentable muro divisorio, pintando con frases de exhortación a una comunidad libre, a una unión y a la defensa de sus derechos e ideales. Además, en ellos se muestran acontecimientos históricos que han llevado al destino a ser uno de los principales de Reino Unido. En fin, mi cabeza y corazón se amedrentaron vigorosamente.  

Caminando entre los sentimientos de Toluca 

Belfast es único y pensé que no podría ser tan cercano a una expresión similar en mi ciudad, hasta la mitad del año pasado el Gobierno Estatal podría ser una convocatoria a artistas mexiquenses que quisieran participar en la mejora de la imagen de Toluca, utilizando espacios perdidos o sin darle un uso apropiado para que creeran verdaderas obras de arte a través de sus manos y creatividad sobresaliente. A pesar de no tener el mismo fin y de no padecer una separación entre nuestra población, las paredes recién pintadas transmiten un formidable encanto que, sin lugar a dudas nos provocan cierto efecto hipnótico cada vez que coinciden con uno.  

Averigüé su ubicación y el nombre de los artistas, de lo que obtuve muy poco éxito dado que solo hallé poca información y comencé a esbozar la idea de generar un mapa sobre su localización, salí a la calle con mi cámara en mano y comencé con los puentes de Tollocan, específicamente en Avenida Tecnológica en donde encontré un mundo fascinante de colores que iluminaban más que el sol escondido. Rostros pintados de gente humilde rodeados de flores anaranjadas, amarillas, verdes y rosas. Dirigiéndome hizo Pilares en donde dibujos de campesinos sobresalen con una expresión de esperanza en los ojos, la misma con la que aseguró, los artistas tuvieron sus trabajos.  

Caminando entre los sentimientos de Toluca
Caminando entre los sentimientos de Toluca

Un hombre con toques Zapatistas postrado en la pared de la calle de Juárez me voló la cabeza, el fondo rojo escarlata, el color de la piel con tonos claro-oscuros en azul marino y negro, unos ojos gigantescos y un corazón similar al sagrado corazón de Jesús en la frente. Entendí un grito de equidad, de voltear un instante para ver al prójimo que nos rodea, el campesino, el que lucha y que incansablemente ha defendido su tierra y su gente. Una niña con un trozo de mazorca en la mano me atrapó la mirada en la calle Gómez Farías, la piel morena como yo, como somos identificados los mexicanos y mis amigos los que cultivan y aran la tierra. Sus pequeñas manos no solo sostenían al maíz sino al país entero y a su lado una niña oaxaqueña que parecía cargar al mundo en su espalda. Me detuve, las contemplé y, sobre todo, las escuché.  

Terminé en Bravo con una imagen de un muchacho de aspecto ligeramente libre, tratando de atrapar una estrella o probablemente soltándola para su vuelo, lo mismo que debemos de hacer cada uno de nosotros al ser habitantes de una urbe maravillosa.  

Belfast y Toluca han expresado sutilmente lo que callan muchos y que es necesario abrir los ojos algunas veces, para escucharlos, por irónico que se entienda. 

Caminando entre los sentimientos de Toluca
Caminando entre los sentimientos de Toluca

Confesiones en Twitter: @aranx_solleiro, Instagram: @arasolleiro y https://everywherematters.blogspot.com/  

Noticias Relacionadas

Confesiones de turista

28/01/2020

28/01/2020

San Antonio   Nadie debe dejar de comprender las artesanías mexicanas en toda su extraordinaria variedad. –Pete Hamill  Podría asegurar que uno de...

La Sociedad Pregunta…

31/10/2019

31/10/2019

¿Dónde empezó y cuándo terminará la cruel violencia hacia las mujeres?   Aun cuando la historia registra periodos de matriarcado en la humanidad, lo cierto es que el...

Alcaldes y Gobernadores

18/06/2020

18/06/2020

Que vayan tramitando amparos   Gustavo Rentería* Coinciden los sondeos demoscópicos publicados -y las encuestas que manejan los partidos para su...

La Sociedad Pregunta…

24/10/2019

24/10/2019

¿Realmente son tan malos los Conservadores y tan buenos los Liberales?   Lucio Ramírez Medina*  Tal como sucedió en la Independencia, Reforma y Revolución, ahora en la Cuarta Transformación el...

“La familia es el bien más preciado de una comunidad”: JRSG

13/11/2019

13/11/2019

 “La familia es el bien más preciado que tenemos como personas y como miembros de una comunidad; la familia nos...