13/Jun/2024
Portal, Diario del Estado de México

Don Chabelo, el restaurador de Niños Dios con 50 años de tradición en Toluca

Fecha de publicación:

Vanessa Baez

Durantes estos últimos días de enero, la venta de ropones y vestimenta, así como restauraciones parciales o reconstrucciones totales de Niños Dios ha incrementado su demanda por parte de la población mexiquense. Tal es el caso del local de Don Chabelo, uno de lo lugares más conocidos y populares en la zona centro de Toluca para esta labor. 

En el local, ubicado en el Mercado 16 de septiembre, Don Chabelo se dedica desde 1970 a reparar las figuras que poseen un fuerte significado para las familias y junto con él, desde hace tres generaciones, sus hijos y nietos han aprendido el oficio que durante esta temporada incrementa su solicitud. 

Alan David Luz, nieto de Don Chabelo, explicó que desde hace 50 años visten y retocan Niños Dios. Entre los arreglos más frecuentes que suelen encontrarse están los daños en las manos, pies y brazos de los niños, ya que desde el 24 de diciembre la gente suele realizar el tradicional arrullo del niño por el festejo de su nacimiento y, en ese acto, sufren lesiones o despostillados. 

“El proceso inicia desde el retoque, desde el 24 de diciembre lastiman a los niños o los despintan y ya vienen aquí al taller de restauración donde los pintamos y, en dado caso de que vengan rotos de algún lado, de la cabecita o las manos, se restauran”, comentó Alan. 

También puntualizó que el principal material que se utiliza para la reconstrucción o restauración de las partes es la resina o el yeso, por ello, pueden tardar en la reparación desde dos días hasta una semana considerando el tiempo de secado del material.

“Una reconstrucción completa tarda una semana, pero si es un brazo o una pierna va de 2 a 3 días principalmente como es yeso tiene que secar y al siguiente día pintarse. Lleva su tiempo y no es fácil porque las cosas se hacen bien”, dijo el restaurador. 

“Niño de la Salud”, el más vendido tras la pandemia por Covid

Por otra parte, en el lugar no sólo se realizan arreglos de piezas o material, sino que también se confeccionan, diseñan y cosen las vestimentas de los niños de acuerdo a las tradiciones católicas.

Entre los más vendidos y solicitados por los mexiquenses se encuentra el Niño de la Salud, originario de Puebla, viste de blanco con una corona y una capa roja de terciopelo y ha sido muy pedido por la gente tras la pandemia por Covid-19 junto con el Niño Doctor que viste de un traje blanco con un estetoscopio. 

Entre otras vestimentas también se vende principalmente la de San Judas Tadeo porque es uno de los santos a quienes se les ofrece mayor devoción. 

Sin embargo, también destacan el Niño de la Fe y el Trabajo que es venerado en el estado de Puebla, el Divino Niño Pastor, el Señor de la Misericordia, el Niño de la Abundancia, el Ángel de la Guarda y los ropones básicos de bebé en color blanco y beige. 

Alan David también comentó que por parte de sus abuelos y el negocio familiar no se manejan trajes de figuras públicas como futbolistas, artistas o personas de moda, ya que es considerado como una falta de respeto a la tradición generacional. 

El afecto a los Niños Dios tras la restauración

Así mismo, el nieto de Don Chabelo enfatizó que la restauración es una labor que a las personas les ofrece conservar su afecto hacia la figura, ya que muchas de ellas prefieren hacer los arreglos, darles mantenimiento a la pintura o materiales e incluso optar por reconstrucciones completas antes que tirar a los Niños Dios. 

“Nos llegó hace un año un niño que tenía 50 años, era de yeso, estaba muy deteriorado y aquí se los reconstruimos y quedó súper bien para otros 50 años más”, mencionó Alan David.

Por ello, el taller que ofrece su oficio a la población cuenta con todo tipo de materiales para recuperar la historia familiar y las tradiciones que guarda cada Niño Dios. 

“Las personas no necesitan tirar a su niño Dios porque ya no tenga arreglo, sino que aquí tenemos todo, desde ojos, pestañas y absolutamente todo para reconstruir un niño de pies a cabeza.”

Finalmente, señalaron que los precios son accesibles a todo tipo de bolsillos con reparaciones desde 100 hasta 300 pesos e la reconstrucciones totales y vestimentas desde los 150 hasta los 500 pesos las más elaboradas con accesorios.

(Foto: Vanessa Baez) 

Noticias Relacionadas

La iniciativa Tlaxcalteatro cumple tres años y los celebra creciendo su oferta en Tlaxcala

05/08/2021

05/08/2021

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Centro Cultural Helénico, y el Instituto Tlaxcalteca de la...

“La otra mirada”: México a través de ojos femeninos

13/03/2020

13/03/2020

Con la intención de difundir y proyectar el trabajo de mujeres cineastas, realizadoras, productoras y fotógrafas, la Escuela Superior de...

Abren convocatoria para ciclo escolar 2020-2021 del COMEM

06/04/2020

06/04/2020

El Gobierno del Estado de México, a través del Conservatorio de Música del Estado de México (COMEM), invita a las...

A 368 años de su nacimiento, recuerda la 60 legislatura a Juana de Asbaje

14/11/2019

14/11/2019

Al celebrarse el 368 aniversario del natalicio de Juana Inés de Asbaje, la 60 Legislatura del Estado de México la...

Campaña de salud mental y emocional de Toluca llega al sector empresarial

08/06/2020

08/06/2020

La campaña para propiciar la salud mental y emocional “Abrázate a la Vida”, impulsada por el gobierno municipal de la...