21/May/2024
Portal, Diario del Estado de México

Embalsamador relata cómo ha sido vivir con la muerte en la época más letal

Fecha de publicación:

Miguel García Conejo 

“Valoren el tiempo, hay que aprovecharlo al máximo durante la vida.. porque uno nunca sabe en qué momento se acaba todos estamos un paso” Irving Michel, embalsamador de cuerpos.

En la parte final de la pandemia de coronavirus, los ecos que nos dejó la emergencia sanitaria tocan a todos los sectores de la población, no existe persona sin una historia que le haya dejado esta contingencia. Caso especial el de los embalsamadores, trabajadores  que lidiaron con la muerte en un periodo de incierto y miedo para todos.

Irving, embalsamador profesional, habló con Portal acerca de su experiencia de vida enmarcada de forma más hostil a lo largo de la esta pandemia de covid 19.

Recuerda en principio cómo pensó en dejar de trabajar, incluso su familia se lo pidió para que se cuidaran y no se expusiera el virus; sin embargo, la propia necesidad lo obligó, como a la mayoría de los trabajadores, a seguir realizando su labor.

El mejor antídoto para el miedo,  indica, es estar bien preparado, por esto, dentro de su centro de trabajo y con sus compañeros siguieron todos los protocolos marcados para disminuir, al máximo, el nivel de contagio. De inicio los trabajos de embalsamamiento para personas con Covid, o con amenaza de la enfermedad,  estaban cancelados.

Eso no implicó que el miedo se fuera, estaba presente, y es que muchas personas mentían  en la causa de muerte de sus familiares para lograr tener una despedida tradicional y poder enterrar cómo lo marca la tradición esto implicaba un riesgo para estos trabajadores.

A la par recuerda como muchos siguieron trabajando apostando por el beneficio económico; sin embargo, dice, lo pagaron con su salud y otros con la vida.

“Muchos compañeros se arriesgaron por el costo, ellos vieron una buena oportunidad de crecimiento económico aunque desgraciadamente muchos les costó la vida a otros les costó la enfermedad y gastar lo que ganaron en recuperar su salud  muchos en lo particular no embalsamos esos  cuerpos” expresa.

En este sentido recuerda cómo en la pandemia muchas personas llegaron con su familiar, lo ingresaron al hospital y no lo volvieron a ver, afectando el trance y proceso de despedida.

“Eso es lo que nosotros hacemos… hacer que la despedida sea más reconfortante que lo ven como una despedida digna”. Afirmó. 

Con ello refirió que el mensaje es siempre vivir la vida cerca de nuestros seres queridos, pero aceptado que todo es fugaz y que todo pasará.

“todos tenemos situaciones complicadas; pero, antes de la pandemia muchas personas no tuvieron esa despedida ni esa oportunidad de despedirse”, afirmó. 

La experiencia de embalsamar un cuerpo indica  comienza con el protocolo establecido: revisar la causa de muerte para determinar cómo se va a tratar el cuerpo,  y constatar la autorización de las familias para realizar el embalsamamiento.

Se coloca el cuerpo en la plancha. Se le quitan todas sus pertenencias. El primer paso siempre es lavar el cuerpo una vez que está limpio se preparan los líquidos que se le van inyectar. El proceso de drenado de los líquidos del cuerpo puede extenderse hasta por media hora se le conoce como proceso de inyección y drenado. 

Una vez que se han colocado los líquidos se aspiran. Al cuerpo se le suturan  incisiones  para que comience hacer vestido al finalizar se hacen los arreglos estéticos que son los más importantes.

“De nada sirve que se haga una buena preparación y un trabajo de aplicación de líquidos si no se les da una buena presentación”. 

Se pide la ropa a la familia y las recomendaciones a cada uno sobre la personalidad de la persona.

“Se les pide alguna recomendación que ellos nos hagan el tipo de corte de barba el afeitado peinado el tipo de maquillaje que estaban ellas las mujeres”.

Pese al dolor que implica realizar su actividad, (dolor para las familias que experimenta el trance de una muerte) expone que la clave es la pasión y que no se arrepiente de tener en sus manos una profesión ligada a la muerte.

“Gracias a Dios hemos tenido mucha fe en esto y la fe la convicción con la que haces tu trabajo es de hacerlo siempre con dedicación y con respeto hacia aquel que se está despidiendo y la familia que tiene un dolor no se ha hecho evitar en mi casa malas experiencias”, concluyó.

(Foto: Miguel García Conejo)

Noticias Relacionadas

Cobro excesivo por insalubres baños, denuncian tianguistas de Aviación Autopan

05/05/2021

05/05/2021

Comerciantes del Tianguis de Aviación Autopan se manifestaron en la plaza de los Mártires para demandar solución al cobro en...

PJEdomex a la vanguardia en uso de tecnologías y herramientas digitales

15/11/2020

15/11/2020

Al participar en el Foro virtual “Retos y Desafíos de la procuración e impartición de justicia, frente a la Pandemia...

Buen Fin 2020 superó ventas de la edición 2019: Chemor

09/12/2020

09/12/2020

Se estima que las ventas durante los 12 días del programa del Buen Fin ascendieron a nivel nacional a los...

Replican la rosca de reyes rellena de pastor en Toluca

07/01/2020

07/01/2020

Para salir de la rutina y probar la creación de una pizzería en Mérida, Yucatán, Fernanda y su familia decidieron...

Sin base científica miedo a variante ómicron; medios deforman alerta de la OMS: Gatell

30/11/2021

30/11/2021

Leobardo Hernández El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, epidemiólogo Hugo López Gatell, aseguró que el miedo a...