29/Jan/2023
Portal, Diario del Estado de México

Fragmento de “Ou o Poema Contínuo” de Herberto Helder

Fecha de publicación:

La mañana empieza a golpear en mi poema.

Las mañanas, los martillos veloces, las grandes flores 

líricas.

Muchas cosas comienzan a golpear contra los muros de mi poema.

Escucho un poco con miedo el ruido de las gárgolas,

el giro de los rosetones de mi

poema golpeado por la revelación de las cosas.

Los finos ramos de la cabeza cantan movidos

por la sangre.

Tal vez enloquezca a la orilla de esta oscuridad

rápidamente transfigurada.

Golpean en las puertas de las palabras,

suben los escalones de esta intimidad.

Es como una casa, es como los pies y las manos

de las personas invasoras y calientes.

Estoy recostado en mi poema. Estoy universalmente solo,

acostado de espaldas, con la nariz que aspira, 

la boca que enmudece, 

el sexo negro en su quieto pensamiento.

Golpean, suben, abren, cierran, 

gritan alrededor de mi carne que es la complicada carne

del poema.

Una inspiración hiende lirios en mi cabeza, 

los hiende a la mitad

como los rayos hienden las sencillas copas de piedra.

Yo sonrío y llevo tomado de la mano a este niño poderoso,

una visita de la sangre llena de luces interiores.

Lo acompaño, como tocando una especie de paisaje

levitante,

las palabras personas caudas luminosas ascéticas aldeas.

Es la madrugada y la noche que ruedan sobre los tejados

del poema. Es dios que rueda y la muerte 

y la violenta vida. Y mi corazón es un portavelas

a la orilla

del pueblo que ante mí separa las espinas de las formas

y trae su pureza aguda y legítima.

—Traen liras en las manos, traen en las manos brutales

pequeños clavos de oro o peces delicados

de música fría.

—Yo enloquezco con la dulzura de los meses perezosos.

El poema me duele, me hace feliz y trágico.

El pueblo lleva cosas para su casa 

de mi poema.

Yo despierto y grito, pego con los martillos

de los días de mi muerte

la materia secreta de la que está hecho el poema.

—La mañana comienza a colocar el poema en la parte

más límpida de la vida. Y el pueblo lo canta

mientras se deshace en los campos que se levantan 

a la cumbre de las savias.

La mañana comienza a dispersar el poema en la luz incontenible

del mundo.

Traducción de Sergio Ernesto Ríos

Noticias Relacionadas

Recuperación y retos por enfrentar en el sector cárnico mexiquense 

06/11/2020

06/11/2020

A pesar de que el Estado de México no figura dentro de los cinco estados con mayor número de productores...

Entre el asueto y el desinterés, Reforma Eléctrica no fue prioridad para algunos en Semana Santa

18/04/2022

18/04/2022

Vanessa Baez Domingo Santo. La gente en el pueblo permanece en sus casas, las calles casi vacías hasta que las...

Covid-19 endeudó por 5 millones de pesos a una familia que implora ayuda

08/04/2021

08/04/2021

La tragedia del covid no solo ha enlutado a miles de hogares en todo México, también ha destruido la vida...

Violencia contra personal médico surge de la desinformación y el miedo

30/11/2020

30/11/2020

La deshumanización, el miedo, los prejuicios y la desinformación son factores que motivan la violencia contra el personal de salud...

Más de 7,300 denuncias por asaltos en el transporte se registraron en 2021: De la Cruz

14/02/2022

14/02/2022

Ante los altos índices de asalto a transporte público, el diputado Faustino de la Cruz Pérez consideró que los operativos...