23/May/2024
Portal, Diario del Estado de México

Lucy López, 12 años dedicados a la zapatería en San Mateo Atenco

Fecha de publicación:

Posterior a los años de conquista, las labores desempeñadas por la población aumentaron, siendo la profesión de zapatero de las más solicitadas. De acuerdo a la investigadora Bertha Calleja (1987), un viajero muy seguramente español, arribó a la ciudad de León, Guanajuato, notando el gran potencial de industrias manufactureras dándole empleo a 3 mil 485 zapateros y desde entonces, la zapatería en México fue in crescendo.  

Aranxa Solleiro  

Pinzas, martillos, clavos, cuero, agujetas, hilos, maquinas de coser, grasa para lustrar, pintura, pegamento y un arte suavizado por los dedos del artesano elaborador de calzado. Como Lucy López, originaria de San Mateo Atenco, el Municipio de mayor trabajo zapatero de la entidad mexiquense. Desde hace 18 años ella y su familia, trabajan para ser el sustento de muchos, pues sus manos no han cesado desde la apertura de su negocio.  

“Pues uno trabaja con amor, con mucho amor y porque me apasiona. Si no hacemos las cosas con estos dos elementos, de nada sirve porque nos va a salir mal. Yo se lo he dicho a mis hijos, que también son zapateros: si van a trabajar, deben de ser los mejores, así sea su elección para ser barrenderos, deben de hacerlo bien y con gusto.” Comenta atenta al golpeteo de sus manos con las tijeras y un tacón apunto de ser envuelto en cuero. 

Ella forma parte de los locales de la Plaza Azul en el municipio, su dedicación y esfuerzo hacia la innovación del calzado y la elaboración de éste, se elevó tras haber sido infectada por Covid-19, mencionando: “por fortuna estoy aquí para contarlo y mientras tenga yo salud y manos para hacer las cosas, las voy a seguir haciendo.”  

Desde el año pasado, los primeros meses de pandemia con el confinamiento obligado, tuvo que cerrar su local por tres meses, llevándola a ella y su familia, a recortar el personal, quienes auspiciaban a la producción de zapatos. “La gente no sabe que un zapato representa el trabajo de cinco personas mínimo: yo, quien coloco el cuero, el maquinista, el que pone la suela, el que lo diseña con el color y quien lo pega. Tu zapato por muy básico está formado por cinco manos que muchas veces se desconocen y por lo mismo, no se valoran. Depende mucho la elaboración y el tipo de calzado, pero por lo menos nos llevamos dos días para crear un par, considerando que no contamos con máquinas que lo hagan. Pero ahora con la pandemia pues tuvimos que reducir a nuestros empleados y entrarle nosotros, porque las ventas han bajado mucho y ya no podemos darle empleo al mismo número de personas.” Argumentó. 

Uno, dos, tres, cuatro y cinco tacones cubría con cuero, con precisión recortaba las partes circundantes que sobraban, las recortaba con unas tijeras y repetía los pasos con cada uno de ellos. “Yo creo que es muy fácil decir: “quédate en casa”, pero el gobierno nunca nos va a decir: ten, te echo la mano con esto, no te preocupes. Pues no, debemos de trabajar, de seguir y seguir haciéndolo bien. Desde el año pasado tuvimos que rebajar mucho los precios, a veces hasta hemos vendido a 100 pesos zapatos y todavía hay quienes llegan a regatear, como para decirle: ¿sabe todo lo que tuve que hacer para que tuviera sus zapatos? Creo que ser zapatero es un arte y somos muy importantes para todos, por nosotros muchos pueden caminar sin problema y para San Mateo creo que somos la principal fuente y por lo que el municipio ha sido reconocido, como para que incluso el mismo gobierno municipal nos deje olvidados en estos tiempos tan difíciles.” Crea líneas delicadas y aplasta fuertemente sobre la tapita de cada tacón. 

El local de Lucy lleva por nombre Calz-Zan, se aferra a la posible buena racha derivada de Semana Santa entre un escenario pandémico, como Bucky Bleichert en busca de la Dahlia, como Artemisa a la eterna castidad y Elpis a la esperanza. Menciona que sería prácticamente imposible recuperarse si se regresa a un semáforo rojo y que a pesar de todo, el taller, la pasión y fortaleza de sus manos continuará, pues del calzado todos dependemos y en cualquier momento alguien los buscará con el mismo gusto de siempre.  

“Yo no creo que lleguemos a tener el número de compradores que otros años en esta Semana Santa, si lo ve, las calles están vacías, los pasillos de la plaza también, sobrevivimos. Ya con que vendamos uno o dos pares al día, con eso tenemos para seguir.” Finalizó entre sus cajas apiladas del 23, 24 y 25 1/2 . 

(Foto: Aranxa Solleiro )  

Noticias Relacionadas

Alcalde de Valle de Chalco es declarado con muerte cerebral

02/11/2019

02/11/2019

A 72 horas de haber recibido un balazo en la cabeza, el alcalde de Valle de Chalco, Francisco Tenorio, fue declarado...

Sin fundamento las acusaciones del PAN contra Higinio: TEPJF

08/03/2022

08/03/2022

En una segunda instancia sobre la demanda ante autoridades electorales que realizó el Partido Acción Nacional (PAN), en contra del...

Invita FOEM a conocer vida y obra de Laura Méndez De Cuenca en el marco de su aniversario luctuoso

05/11/2021

05/11/2021

Para conmemorar el 93 aniversario luctuoso de Laura Méndez de Cuenca, una de las escritoras mexiquenses más emblemáticas a nivel...

Estrictas medidas sanitarias, clave para impedir un nuevo cierre de comercios: Sauza

26/02/2021

26/02/2021

El Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales (Concaem) celebró la reapertura de más sectores de la economía anunciada por el...

El arte de hacer juguetes, una actividad que practican 3,798 mexiquenses

07/05/2024

07/05/2024

De acuerdo con el Padrón Estatal de Artesanos del Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de...