04/Feb/2023
Portal, Diario del Estado de México

La belleza estuvo siempre en los ojos del “Arqui”: Hasta pronto Pedro Félix Macedo

Fecha de publicación:

Hay personas que son hermosas. Que se dan el tiempo de levantarse temprano y de admirar un amanecer, un atardecer, la vida misma. Hay personas que van por la vida llenándola de música, de travesuras, de carcajadas, de cafés del Biarritz, de momentos, de poesía, de sueños. 

Paloma Cuevas R.

Hay personas que crecen mirando a los otros, no juzgándolos, sino dejándolos ser y sabiendo embonar los puntos de convergencia, personas valiosas que hacen de su pasión un arte. 

Hay personas que sonríen e iluminan al mundo, personas que tienen en sí la posibilidad de darse y son generosas, se dan, se comparten, se dividen y siguen siendo inmensos. 

Una de esas personas fue Pedro Félix Macedo Aguilar. El Arquitecto Pedro Félix Macedo Aguilar, “el Arqui” para quienes contamos con la fortuna de llamarnos sus amigos, con quienes tuvimos el gusto de ser tocados por su sensibilidad y su cariño. 

Nacido en Sultepec, Estado de México en 1956, lugar que llevaba en la sangre y en el alma, el pueblo a dónde amaba volver cada vez que le era posible, lugar que lo enorgullecía y sin embargo avecindado en la capital mexiquense décadas atrás. 

Su amor por el arte y la cultura estuvo siempre presente, desde que era un niño, con esos ojos inmensos e inquisitivos con los que develaba los secretos de todo aquello que miraba.  

Egresado y Titulado de la Facultad de Arquitectura y Arte de la UAEM, lo cual seguramente moldeó parte de su buen gusto y de la refinación de su mirada. 

Formó parte del Taller Alternativo de Poesía “6 a las 9” con quienes publicó los libros: Seis a las nueve, poesía reunida 2008. En junio de 2012 publicó el libro Espiral de Tinteros, participante y antologado en los encuentros de poetas del Estado de México: 2008,2009, 2010, en el encuentro internacional de poetas de Zamora Michoacán 2008 y en el Encuentro Internacional de Poetas y Escritores del Nevado “Toluca Bicentenario”2012 y en el Segundo Encuentro Internacional de Poetas y Escritores del Nevado 2013 y el Tercer Encuentro Internacional de Poetas y Escritores del Nevado 2014 y el cuarto Encuentro Internacional de Escritores del Nevado 2015, en el primer Festival Internacional de Poesía “José María Heredia” 2017, Cien Poetas del mundo en la Capital con Valor y el Segundo Encuentro Internacional de Poesía “José María Heredia” 2018; participó en diversas lecturas en la Ciudad de Toluca, para las Casas del Poeta A.C., el Taller Literario Urawa, el SUTEYM, el Sistema de Bibliotecas Públicas del Edo. De Méx., la Fac. de Arquitectura y Diseño y la Fac. de Humanidades de la UAEMéx, la Casa de Cultura de Metepec y los festejos anuales del Día del Libro 2011, 2012, 2013, 2014 del Ayuntamiento de Toluca y las Ferias del Libro de la UAEMéx 2012,2013, así como en diferentes escuelas del Estado de México, como la preparatoria de San Simón de Guerrero y los Festivales Culturales de la Ciudad de Atlacomulco y el Festival Internacional “Quimera 2008”de Metepec; en 2014 publicó su poemario Viento en el dosier de “la Hoja Murmurante”  Núm. 425, editado y publicado por su paisano Héctor Sumano Magadán. Recibió el pergamino “Horacio Zúñiga Anaya” (2010) por trayectoria en el campo de las letras, y el Pergamino “Enrique Carniado” (2018) al Mérito Poético, de la Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística del Estado de México, fue Vocal de la Academia de Poesía en el Estado de México desde el 2018. 

Lo conocí un día cualquiera gracias a Angélica Télles y desde entonces nos reunieron el respeto y la camaradería, nos saludábamos de lejos, y siempre me tomaba alguna foto repentina, de esas que te dejan viendo estrellitas y sabiendo que no será tu mejor pose, pero sí una de las más honestas. 

Desde entonces asumí el hábito de tomarle fotos cada vez que estuviera cerca, sin que se diera cuenta, en alguno de sus momentos “vulnerables” – es decir cuando estuviera más ocupado haciendo lo que le apasionaba, sin percatarse de mis ojos metiches – el “cazador cazado” bromeaba con él y se las mandaba por Messenger. 

Mi amigo, mi amigo entrañable, mi regañón favorito, mi censor poético. 

Fueron muchos los momentos que nos unieron de maneras fortuitas, luego por invitación a una de sus exposiciones, de la cual si no mal recuerdo escribí una reseña, por invitaciones a lecturas en los momentos en los que colaboré con Metepec como Jefa del Departamento Editorial y de Comunicación con el inolvidable #HuacalDeLetras, con una serie de fotos para inmortalizar al “Pueblo Mágico” al más puro estilo pop. 

En algún momento de 2019 la vida nos permitió el lujo de trabajar juntos, desde la Dirección de Cultura de Toluca, todo un deleite. Pedro Félix Macedo Aguilar, fue, es y seguirá siendo alguien capaz de hacernos sonreír con una de sus sonoras carcajadas, alguien siempre listo para compartir su conocimiento musical al ritmo de los Rolling Stones, Credence o los Beatles, alguien que siempre nos cuidaba, nos llevaba nieve de flor de nata – mi favorita – para compartir a cucharadas y generar momentos significativos, alguien con quien caminar las calles de Toluca la Bella era un deporte de alto riesgo. Siempre que algo llamara su atención era el momento perfecto para detenerse y mirar hacia lo alto, al suelo, una silueta, un detalle, sin prestar atención a nada más y entonces convertir un instante en algo eterno. 

Yo me enamoré de Toluca de manera irremediable a través de sus ojos, los que me atreví a fotografiar en una ocasión, dando cuenta por supuesto de mi irreverencia y desparpajo, éramos amigos y no había jerarquías, solo un inmenso respeto y un cariño que a ratos se volvía paternal y en el que yo me sentía segura y cobijada siempre. 

La semana pasada recibí la noticia de que estaba con neumonía, que se sentía bien y estaba estable, el sábado me dijeron que estaba grave, hablé con su hermosa esposa y con su hijo, su más grande tesoro, pedí oraciones por su recuperación porque los hombres como Pedro Félix no mueren nunca, traspasan al tiempo y a las fronteras de la vida.  

Sin embargo con tremendo dolor me enteré ayer por la mañana que había decidió irse con los dioses al Olimpo donde pertenecen aquellos que están más allá de nuestra comprensión. 

No hay palabras para describir el dolor, y la tristeza y el desgarramiento del alma de todos aquellos que lo queremos tanto. En un atardecer, en un amanecer, en la esencia de Toluca misma, ahí es donde el permanece. Nada volverá a ser igual, nos vemos pronto Arqui… 

(Foto: Paloma Cuevas) 

Tags: en Portada
Noticias Relacionadas

El litio de México se queda en México, no habrá más concesiones a extranjeros, confirma AMLO

01/10/2021

01/10/2021

Por considerarlo estratégico para el desarrollo energético del país, y asegurar el futuro de “las nuevas generaciones”, el litio existente...

Analiza PJEM la construcción de un albergue para visitantes de infractores adolescentes

01/06/2021

01/06/2021

Ricardo Sodi Cuellar, magistrado presidente del Poder Judicial del Estado de México, informó que analizan con el apoyo del voluntariado...

Suspende clases Tec de Monterrey

13/03/2020

13/03/2020

Ximena Barragán Ximena Barragán  Conforme a su compromiso de velar por la salud y seguridad de su comunidad, y ante...

Superar daños económicos por Covid19 podría tardar hasta 4 años

14/01/2021

14/01/2021

El presidente de la Canaco Servytur en el Valle de Toluca, Juan Felipe Chemor Sánchez, advirtió que la recuperación plena...

Círculo Feminista Alaíde Foppa /¿Nace el amor de lo profundo del “ser”?

16/02/2021

16/02/2021

Karen Paola Lozano y Claudia Elisa López MirandaIntegrantes del Círculo Feminista Alaíde Foppa Solemos describir el amor como algo que...