31/Jan/2023
Portal, Diario del Estado de México

El alma del metal, Benjamín Manzano

Fecha de publicación:

Cuando se habla de materiales para la producción de obras artísticas casi en automático se tiene un enlistado de diversos artículos y herramientas que tienen como factor en común su adquisición mediante papelerías especializadas. Pero para crear obras de arte no se necesitan los mejores o los más caros materiales, basta con tener creatividad, disciplina y una sentimiento que tomé cuerpo. Es así como el escultor guerrerense Benjamín Manzano produce sus esculturas a base de desechos metálicos. 

Lizeth Salazar Del Villar 

Manzano inició su acercamiento al metal a temprana edad, su padre fue herrero, profesión que él y su hermano heredarían, con gran agilidad aprendió a realizar las tareas que le disponían en el taller, sin embargo, su creatividad artística vio en los trozos metálicos sobrantes un material potencial para realizar algo más de puertas, rejas o ventanas: 

“Las piezas yo no las juntaba, las juntaba mi papá, las vi y me di cuenta de que eran muchísimas, empecé a ver qué se podía hacer con eso. La primera obra que logré hacer fue una estrella. Antes en Metepec se vendían estrellas y lunas de barro, así que me di a la tarea de hacer mi propia estrella, pero de metal”.    

La técnica que ha desarrollado de forma autodidacta por más de veinte años se basa en un tejido metálico, este se forma mediante la soldadura de diminutas partes, las cuales en conjunto forman diversas figuras, cada una tiene su historia, en su mayoría están inspiradas en imágenes vivenciales, no obstante éstas también están nutridas de metáforas simbólicas que se plasman dentro de los hijos herrumbrosos. 

Dentro del repertorio de sus obras se encuentra una que fue titulada “Jesús la inspiración”, el nombre de esta pieza no es coincidencia, más bien se trata de un reflejo de su historia. Don Benjamín cuenta que todo surgió cuando asistió a una fiesta, en la cual se encontraba un infante que robó su atención al primer vistazo, el pequeño estaba reposando en su andadera, ya que tenía problemas para sostenerse de pie, a pesar de que la mirada del niño era dispersa en esta se hallaba un cumulo de alegría y ganas de persistir ante sus dificultades médicas. Manzano aún no tiene la certeza del por qué aquella imagen del pequeño Jesús le conmovió tanto al grado de llegar a las lágrimas, pero de lo que sí estaba seguro es que quería inmortalizarlo en una de sus obras, así fue decidió acercarse a la madre del infante para solicitar permiso de usar la imagen de su hijo. Al culminar la escultura Don Benjamín logró bordó con el metal la resiliencia de aquel infante. 

Sin embargo, Don Benjamín no produce únicamente retratos, él realiza diversas figuras, como: animales, monumentos, objetos. Pero cada una de estas obras tienen una temporalidad de producción de entre los seis meses a un año, pues solamente le dedica dos horas diarias por recomendaciones médicas, aun así, su estancia de producción es sumamente valorada, ya que para él la manera de adquirir conocimiento es mediante la práctica: 

“Me doy a la labor de estudiarle, pero no a un libro, sino a la pieza, yo no copié ningún estilo de trabajo, yo cree mi propia técnica”. 

La manera de trabajar ya sea en el tejido o en el repujado de lámina requiere mucha disciplina y cuidado, pues al menor descuido puede haber un accidente. Benjamín Manzano demuestra que no basta con tener grados altos de estudios o materiales costosos para producir arte, él es el ejemplo de la necesidad humana por expresar su sentir de manera artística y como ésta se aviva día a día poniendo un poco de atención a los detalles de las cosas simples. Basta con  abonar nuestra rutina con curiosidad para ver de otra manera los objetos que a simple vista podría lucir inservibles. 

Don Benjamín se ha convertido en un alquimista transformando desechos metálicos en hilos que trenzan historias y sentimientos, que culminan en obras de arte: “Toda la gente tenemos un poquito de arte en la mente, nada más que a veces por la monotonía no lo vemos” señaló el escultor. Actualmente se encuentran expuestas algunas de sus obras en el Museo del Barro de Metepec, asimismo, se pueden encontrar sus números telefónicos de contacto y diversas fotografías de su trabajo en su perfil de Facebook, el cual es: @Benjamín Manzano. 

Foto: Lizeth Salazar Del Villar 

Noticias Relacionadas

Poder Judicial del Edomex ha capacitado a 25 estados en justicia laboral: Ricardo Sodi

03/10/2022

03/10/2022

Hace casi dos años inició en el estado de México el gran esfuerzo por dignificar la justicia laboral y ponerla...

Arquitectura y Diseño reanuda labores tras diálogo con el rector

13/03/2020

13/03/2020

Los estudiantes de la Facultad de Arquitectura y Diseño entregaron las instalaciones de dicha unidad académica, con lo que el paro...

El mal toma muchas formas, presentan obra “Tlachique”

05/11/2019

05/11/2019

En conjunto con la Casona Compañía Teatral y Broadway Toluca Producciones, se presenta en el nuevo teatro Casa Blanca la...

Sin hemodiálisis desde el 2 de enero: pacientes del hospital ALM exigen reanudar sus tratamientos

18/01/2021

18/01/2021

Desde el 2 de enero, día en que un cortocircuito inhabilitó la máquina que suministra y estabiliza la tensión eléctrica...

Alumnos de UAEM califican y forman parte de Selección Nacional de Lucha

17/03/2021

17/03/2021

Karla Itzel Abarca Cesáreo, Susana Bucio Cedillo, Alejandra Sepúlveda González y Clemente Téllez Osorio, estudiantes de la Universidad Autónoma del...