18/Jul/2024
Portal, Diario del Estado de México

Temas de Gobernanza

Fecha de publicación:

Indicadores y gestión ágil, dos caminos para salir de la crisis de COVID-19 

Ramón Cuevas Martínez

El Indicador de ocupación hospitalaria -número de camas disponibles, y número de camas con respiradores- ha guiado la toma de decisiones de todos los gobernadores de manera más o menos efectiva. Para salir de la crisis necesitamos implantar indicadores de funcionamiento de la estrategia gubernamental, para conseguir resultados más rápidamente. 

¿Cuáles son esos indicadores? 

Se trata de indicadores de funcionamiento que permiten monitorear aspectos vitales de la actuación de la administración pública en el tema de la crisis sanitaria. Es común que este tipo de indicadores se vuelvan tan efectivos que sustituyan con toda razón el ejercicio de planeación de largo plazo. El motivo es que son más prácticos y generan información inmediata para la toma de decisiones. 

Nombraré tres ejemplos de indicadores de funcionamiento que están ayudando a las administraciones públicas  a salir de la crisis: 

Radar Covid. Esta aplicación (APP) del gobierno español permite registrar en el smartphone los contactos por más de 15 minutos entre personas que no tuvieron sana distancia, para que en caso de que exista algún contagio, se notifique inmediatamente a todas las personas que convivieron con la persona enferma. A diferencia de las aplicaciones comerciales, esta no recaba datos personales de los usuarios. 

Movilidad. Este indicador monitorea la movilidad de las comunidades en tiempo real mediante tecnología satelital. A mayor movilidad, mayor contagio. 

Red de Monitores Humanos. Algunas ciudades europeas han reclutado personal de salud para monitorear que las personas enfermas cumplan la cuarentena, de tal forma que cada monitor tiene a su cargo un reducido número de enfermos, evitando que propaguen la enfermedad. 

La administración pública, en la primera línea de combate. 

En México prácticamente todas las pequeñas poblaciones están arribando al primer pico, y en las ciudades grandes ya se viven los primeros rebrotes. 

Nunca he coincidido con la parte del discurso oficial donde se señala que los doctores, enfermeras y trabajadores de la salud son la primera línea de combate, porque estoy convencido de que son la última línea de atención, pues entran en acción una vez que todas las recomendaciones sanitarias han fallado y también cuando la autoridad no ha hecho bien su trabajo. Los médicos, en la última línea, prácticamente combaten a la muerte; de ahí surge la importancia de imprimir mayor agilidad a la administración pública, pues, por la responsabilidad que tiene de brindar información directa a la población sobre las recomendaciones sanitarias y ejecutar acciones de gobierno exitosas, es la PRIMERA LINEA DE COMBATE A LA PANDEMIA.  

¿Qué se ha hecho con agilidad? 

Los trabajadores del sector salud, por supuesto; la policía de muchas ciudades pequeñas, los empleados municipales que operan los servicios públicos como la recolección de basura y la dotación de agua potable se encuentran a la altura de la exigencia de la crisis sanitaria, pues en medio de la emergencia que los alejó de sus principales herramientas de trabajo (oficinas, personal operativo) mantienen en funcionamiento una gran cantidad de servicios y trámites, dando continuidad a la vida de millones de personas. 

¿Qué se episodios disfuncionales vemos? 

Todos los días vemos una evidente falta de agilidad en la coordinación para operar la emergencia en los diferentes niveles de gobierno, pues no quedó claro en muchos episodios de gestión de la crisis, el nivel de responsabilidad y autoridad que correspondía a cada ámbito de gobierno, paralizando la comunicación con la población y la atención a enfermos en momentos donde se requería información clara y precisa para aminorar la incertidumbre. 

Quedó demostrado que hizo falta mayor agilidad en los procesos de compras públicas de cubrebocas y respiradores. Faltó una mayor organización para regular los precios de los insumos sanitarios que consume la población. También faltó personal médico y se evidenció la falta de infraestructura del sector salud. 

Retos como el teletrabajo y la gestión de una administración pública digital son caminos que se deben fortalecer en el corto plazo. 

*Consultor en Gobernova 

@CuevasRamon contacto@gobernova.com.mx  @gobernova www.gobernova.com.mx 

Tags: en Opinión
Noticias Relacionadas

Derecho de Picaporte

02/10/2023

02/10/2023

Día de destapes en Toluca.  Gerardo Lamas y Ricardo Moreno.  ¿Quién al deporte en GEM?  Ayer lunes 2 de octubre...

La Onda Plana

14/12/2020

14/12/2020

Eric Rosas Futuro robado  Cualquier sociedad debe establecer mecanismos de renovación generacional en su planta productiva, que le posibiliten mantener una...

Con Valor y Con Verdad

17/10/2019

17/10/2019

Como casi todos los mexicanos, tenemos amigos que odian al Presidente Andrés Manuel López Obrador. A estas alturas, ya no se si...

Derecho de Picaporte 

26/09/2022

26/09/2022

Alfonso Godínez Mendiola   Ana Lilia Herrera arrasa… en encuesta patito.  Se reúnen diputados locales priístas con Mr. Baches y su...

La Sociedad Pregunta

04/01/2023

04/01/2023

Lucio Ramírez Medina ¿Cómo Alcanzar el Estado de Bienestar Desde el Inicio del Año? Año nuevo, vida nueva solemos decir...