04/Feb/2023
Portal, Diario del Estado de México

Entre la dificultad y la esperanza, embarazo en tiempos de pandemia

Fecha de publicación:

Sofía López, es residente de San Pedro Totoltepec. Apenas el 16 de mayo del presente año, cumplió los 20 años. Su esposo Raúl Sandoval es tres años mayor que ella. Desde 2017 es trabajador de construcción para empresas relacionadas con residenciales. Sin embargo, desde inicios del mes de abril se encuentra desempleado por cuestiones de la pandemia

Aranxa Albarrán

A pesar de que se han ido habilitando poco a poco las actividades, aún no es requerido el trabajo de Raúl, puesto que su jefe espera que el propietario del espacio dé luz verde a que las obras de construcción tomen el ritmo de hace cuatro meses atrás, el tiempo preciso que Sofía tiene de embarazo

“Nos enteramos que íbamos a tener un hijo una semana antes de que todo se cerrará. Pensamos la verdad que todo sería mucho más tranquilo y no pasaría tanto tiempo, pero al contrario, todo empeoró y ahora no tenemos seguro nada.” Dijo Sofía.

El padre de Raúl vende productos de madera y por lo menos desde hace mes y medio, cuando el semáforo epidemiológico y las autoridades lo permitieron, reabrió su local, dándole empleo. “Mi papá me ha apoyado mucho durante este tiempo, al menos me estoy ganando un poquito para darle lo que pueda ser esencial a mi mujer. Pero espero ya que pronto me dejen trabajar en la constructora porque si no dudo mucho que la vayamos a librar bien.” Mencionó Sandoval.

Por otra parte Sofía, ha procurado cuidarse lo más que pueda, evitando salir si no es necesario. Sus traslados solo se reducen a la asistencia de consultas médicas al Hospital Perinatal Mónica Pretilini, sitio que asegura, no tiene mucha afluencia. No obstante, para ella es aún más la vulnerabilidad de riesgo por su situación de embarazo al confluir dentro de un espacio con alta probabilidad de contagio, aunque el nosocomio sea de los menos afectados en cuanto a tasa de mortalidad en pacientes con Covid-19 en la entidad.

“Sí me da mucho miedo y más que otra cosa, mucho pendiente pero tengo que hacerlo por mi salud y la de mi bebé, todo hasta ahorita va bien y espero a que siga así. Hay días en los que viene mi mamá a ayudarme para lo que necesite pero prefiero que no venga porque también es peligroso para ella andar para un lado y para el otro. Además todavía me puedo mover bien y hacer todas las cosas por mí sola, entonces no tengo mucho problema.” Aseguró.

Empero, existe otro factor relevante en la salud de Sofía, pues a pesar de que ha tratado de alimentarse por lo menos tres veces al día, se encuentra por debajo del peso que debería, poniéndola en un riesgo todavía más alto ante una mujer embarazada sin el problema que ella presenta. 

“Peso 47 kilos, siempre he sido bajita de peso pero el doctor me pide que al menos debería de subir dos kilos para que el bebé se desarrolle debidamente y no me afecte tanto a otras cosas como la falta de calcio o incluso anemia. A pesar de los pocos ingresos que tenemos, mis suegros y mis papás nos han ayudado mucho con la comida, para que no nos falte eso y como tres veces al día pero aun así debo de empezar a tomar vitaminas para que no existan problemas más adelante.” Comentó. 

Sofía y Raúl miran sonrientes a la cámara que se presenta frente a ellos, el amor que emana y rebosa dentro de su hogar puede ser percibido incluso a través de la lente. Los dos se toman de la mano para demostrar que están más unidos que nunca y su alma proyecta un color resiliente y atestado de valentía. El temor porque la situación laboral y económica empeore no deja de reproducirse en su mente, sin embargo, son dos enemigos a los que cada día consiguen reducir con fortaleza.

Sofía se pone de pie mientras la entrevista se dirige a la parte final, me muestra su vientre del cual se percibe una pequeña figura maternal, en la que un nuevo ser, valiente como sus padres, se forma día a día para salir al mundo y combatir lo que pueda presentarse sin darse por vencido, así como se lo han venido inculcando desde el primer día de su gestación. 

Un futuro incierto se diluye en su habitación, la cual se ha vuelto su refugio impenetrable por un virus y por elementos sociales que pudieran deconstruirlo. Su bebé, al que aseguran con brillo en los ojos que será un varón, esperan a que nazca el próximo año en el mes de abril, si es que todo sigue su transcurso esperado y desean que junto con él, llegue una atmosfera diferente, por lo menos una donde el pecho no se sienta tan aprisionado. 

Foto: Aranxa Albarrán

Noticias Relacionadas

La Voz Poética

15/11/2019

15/11/2019

LA ÚLTIMA PÁGINA DEL LIBRO ®  Daniel Cortez  Cuando la noche alcanzó los sentidos me hallé en un lúgubre lugar, sin ti, ese vacío...

Cuando una mujer denuncia debe ser escuchada: Sodi

09/03/2020

09/03/2020

Cuando una mujer resiente maltrato físico y psicológico, presenta signos de violencia sexual de cualquier tipo, lesiones o mutilaciones infamantes...

Cocinar en familia, excelente oportunidad para fomentar hábitos saludables en los niños

02/07/2020

02/07/2020

Expertos en alimentos para niños mencionan que ahora es una buena oportunidad para que los niños cocinen para ayudarlos a...

La Sociedad Pregunta…

30/04/2020

30/04/2020

¿El Aislamiento Nos Ubicó en Triste Realidad de Falta de Educación Digital?  El aislamiento obligado en los hogares, por la...

Suspenden actividades al aire libre en Toluca

19/03/2020

19/03/2020

Derivado de la contingencia sanitaria por el Covid-19, la Dirección General de Medio Ambiente de la capital informa que las jornadas móviles...