04/Feb/2023
Portal, Diario del Estado de México

Gota a gota

Fecha de publicación:

Los invisibles (II y último) 

Augusto Isla

Aparte de los 4 niños que mueren cada día víctimas de la violencia, ‘los locos’ pertenecen a ese segmento social de los invisibles, esos seres humanos que en apariencia han perdido la razón, aunque solo giran en torno al vacío. Han perdido acaso el sendero de lo real, pero no la coherencia. El loco se ha cerrado sobre sí mismo. Ya no abre sus puertas al mundo. Es como un bastarse el alma a sí misma. En su célebre libro, “La locura en la época clásica”, que va de mediados del siglo XVII a finales del XVIII, Michel Foucault, se refiere a esa sociedad que considera al loco como un extraviado moral, algo vergonzoso que debía ser ocultado. Es el momento histórico en que aparece el “Hospital General”, quiero decir la idea del “Gran Encierro”. Esa opción denigrante se ha extendido hasta nuestros días. Invisibilidad y locura se funden y confunden. Paradójicamente, la pandemia que hoy sufrimos, los ha vuelto visibles y ha puesto en relevancia las condiciones miserables en que viven esas dolientes criaturas humanas: maltrato, hacinamiento, falta de higiene. Tal es el caso del centro psiquiátrico ‘Samuel Ramírez’ que opera bajo la responsabilidad federal, que pese a una lluvia de amparos, parece lavarse las manos, no obstante haberse presentado ya casos de contagio por covid-19 y varios fallecimientos por la misma causa. 

Y mientras eso ocurre ahí y en otros nosocomios, el tabasqueño viaja alegremente por el sureste mexicano para dar ‘el banderazo’ de inicio de los trabajos del Tren Maya y otras monerías que, al menos en este momento, a nadie le importan. Y acaso mañana, por así decirlo, tampoco. Pues, aceptémoslo o no, el tren circulará vacío por largo tiempo como en un relato delirante. 

* * * 

Vaya mi gratitud al personal de la salud que, sacrificando su propia vida, se ha comprometido en salvar otras. Si como decía José Ortega y Gasset, “la vida es un sistema de importancias”, lo importante es hoy el combate a la pandemia y no los trenecitos imaginados por ya sabe usted quién, en otro más de sus desafíos ‘revolucionarios’. ‘Quédate en casa’ que el viajero nos protegerá con sus invocaciones evangélicas. El tabasqueño se retira de la vida llevándose las ganancias y sus apremios. 

Foto: Levi XU en Unsplash

Noticias Relacionadas

Red universitaria fomenta y valora las artesanías

11/11/2019

11/11/2019

Desde 1998 universitarios de diferentes facultades se unieron para darle un espacio a las artesanías y al arte con el...

ANÁLISIS

25/02/2022

25/02/2022

Tomás Flores Rosales • Bancada de MORENA en Congreso local se consolida como “el otro poder“ en el Estado de...

Derecho de Picaporte

07/12/2022

07/12/2022

Alfonso Godínez Mendiola  Del 14 de diciembre al 14 de enero podrá el Revolucionario Institucional solicitar el registro de la...

“Quino”, un genio que se anticipó a su época: David de la Torre Cruz Miguel García Conejo

01/10/2020

01/10/2020

La figura de Joaquín Salvador Lavado, “Quino” debe colocarse como una de las más influyentes en el siglo XX tanto...

Con Singular Alegría / Ignacio Pichardo y El Colegio Mexiquense

26/04/2021

26/04/2021

GILDA MONTAÑO  En estas letras, quiero dejar constancia de un evento de excelencia que apenas tuvimos en El Colegio Mexiquense. César...