08/Feb/2023
Portal, Diario del Estado de México

Confesiones de turista

Fecha de publicación:

Tlanchana 

En la punta del Cerro de los Magueyes, vivía una reina que a todos deslumbraba con su belleza insólitamente admirada en las callesitas empedradas del pueblo. La gente se sentía con un encanto electrizante cuando por casualidad posándose desnuda con su corona y collares repletos de peces, acociles y ajolotes, se postraba ante los ojos de grupos varoniles.  

Aranxa Albarrán Solleiro

Se acercó una noche Mariano para asegurarse de lo que le contaban las olas informativas del barrio, que por supuesto, él era el más incrédulo de todos. Caminando lentamente, comenzó a escuchar un sonido peculiar, no era ni muy ensordecedor ni tampoco se distinguía con claridad.  

-¿A dónde vas? Le preguntó una voz delicada. 

-¿Quién me habla? Se asombró Mariano esbozando un gesto de temor. 

-Soy yo, la dueña de los sueños de tus amigos, los hijos de mi Cerro 

-¿Por qué no te puedo ver? Muéstrame que realmente existes.  

Un silencio se instaló en el viento. Nada iluminaba el sendero, ni siquiera la luz de la luna que pretendía ser destellante esa noche. 

El canto de aquella mujer penetraba suavemente el oído de Mariano. <<¡No me hagas daño, te lo suplico! No creía en ti, pero ahora veo que no debí venir porque sí existes, perdóname por dudarlo.>>  

Sintió un calor recorrerle el cuerpo, una aspecto flamígero que incendiaba su cuerpo y a la vez le permitía ver lo que sucedía a su alrededor. Volteo despacio, sin premuras pero con mucha incertidumbre y frente a sus ojos, se invadía de luz el espacio. Mitad mujer, mitad serpiente, su cola difuminaba un color negro, Mariano comenzó a cautivarse, se sentía atado a sus hechizos hipnóticos, era fuerte, no podía detenerse, quería rodearse de ella y jamás soltarla. Hasta que por un instante, su mente recordó a su familia, su esposa, sus tres hijos, se hincó, dibujo una cruz en su frente y se echó a correr. 

-Todo aquel que me desobedece, paga sus consecuencias, tuviste una advertencia, nadie puede resistirse a mis encantos. Dijo enfurecida la Reina.  

Corrió poderosa e impasible hasta alcanzarlo, lo rodeo con su cola reptiliana, lo arrastró hasta un lago y lo ahogó.  

La mujer misteriosa, frotó sus manos y comenzó a lanzar una carcajada que a todos despertó. Al día siguiente, entre los postes y las puertas de las casas en cada uno de los barrios del Valle Matlazinca, se anunciaba “SE BUSCA. Mariano Villaseñor”. 

Hace más de 11 mil años, en el Cerro de los Magueyes de Metepec, en una zona repleta de pantanos y nueve lagunas que estaban rodeadas por comunidades matlazincas, asentadas principalmente cerca del Xinantécatl (Nevado de Toluca) y Chignahuapan (río Lerma). Cuenta la leyenda que mucho antes que los mexicas invadieran el Valle Matlazinca, gobernaba la Tlanchana. Su nombre proviene de las palabras en náhuatl: atl (agua), tonan (madre) y chane (espíritu mágico). Como lo dice la historia, su cuerpo era mitad mujer y mitad serpiente.  

Según los antepasados, se pasaba los días sobre un islote y los lugareños contemplaban, escondidos detrás de los árboles de tule que había en la laguna, su asombrosa hermosura, contemplada por su desnudez, su corona y una variedad carnavalesca de collares y su cinturón adornado de peces, acociles y ajolotes.  

Sin embargo, un elemento peculiar de la sirena era su carácter inestable: posesiva y vengativaCuando estaba contenta presumía su cola de serpiente negra, lo cual era un buen augurio para los pescadores, porque les permitía tener abundancia de peces entre sus redes. Si se enamoraba de algún hombre, su cola se convertía en un par de piernas y salía del agua para buscar a quien atrapó su mirada, pero si el sujeto no hacía caso de su belleza, entonces empleaba su cola de reptil para enredarlo y llevarlo a mitad del lago, donde lo sofocaba. 

Los siglos transcurrieron, las lagunas se secaron y los conquistadores fundaron la Nueva España. Muchos siglos después, todavía se menciona que el canto de la Tlanchana sigue cautivando a los metepequenses, quienes le manifiestan devoción y un silencioso cariño, tan es así que hoy en día se encuentra un monumento en su honor en el Parque Juárez, ellos, quienes a pesar del tiempo demuestran innegables su rendición ante sus encantos.  

Días no faltarán para seguir admirando a varios rendidos a sus pies y perpetuar las historias espeluznantes de desapariciones fugaces, solamente nos queda por ahora, esperar.  

Confesiones de turista en: Twitter: @aranx_solleiro, Instagram: @arasolleiro , aranxaas94@gmail.com y https://everywherematters.blogspot.com/  

Noticias Relacionadas

Toluca, con políticas públicas con visión metropolitana

27/11/2019

27/11/2019

El alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez compartió la plática “Toluca: retos y oportunidades”, con egresados de la Universidad Iberoamericana, en...

Derecho de Picaporte

08/04/2022

08/04/2022

Alfonso Godínez Mendiola  Siguen muy activos los aspirantes a la gubernatura mexiquense: Enrique Vargas del Villar, después de la sesión de...

Sindicato Mexicano de Electricistas alza la voz contra el alza al transporte público

12/02/2020

12/02/2020

“El tarifazo es una más de un gobierno al que sólo le importa proteger los intereses de unos cuantos que...

El 80% de las llamadas de extorsión provienen de penales de la CDMX

29/01/2020

29/01/2020

Cárteles de la droga y presos de los penales mexiquenses y capitalinos son quienes controlan y realizan hasta el 80...

Primer Plano

22/10/2019

22/10/2019

El año pasado, el director Ari Aster presentó su ópera prima Hereditary (2018), dejando de inmediato un legado en las películas de terror. Su...