12/Jul/2024
Portal, Diario del Estado de México

CON SINGULAR ALEGRÍA

Fecha de publicación:

Discurso del Doctor Ignacio Pichardo Pagaza, en su toma de protesta, como Gobernador Constitucional del Estado de México, el 11 de septiembre de 1989. 

Gilda Montaño 

“Pasaron los años y hoy, igual que ayer, el Estado de México sigue en el corazón y en la encrucijada de los caminos de la Patria. El código con el que me propongo gobernar es simple; se inspira en el espíritu republicano y austero de los liberales Juaristas”. IPP 

Recojo para ustedes, algunas de las frases que me parecieron de las más importantes, en el discurso de la toma de protesta del doctor Ignacio Pichardo Pagaza, como Gobernador Constitucional del Estado de México, hace ya más de treinta años. Esto es de gran validez, ya que, en éstas, el estadista y hombre de honor, estructura en mente, alma y espíritu lo que sería una época llena de brillantez y fuerza del lugar que lo vio nacer y crecer. Como el mismo decía, “…el cargo más importante que he tenido en mi vida, es el de haber podido servir a la tierra que me vio nacer”. Este enorme ser humano, vivirá por siempre.  

“…esta tierra de Nezahualcóyotl, Sor Juana, Alzate y López Mateos, el mensaje pleno de conocimiento histórico y geográfico del terruño; de preocupación por sus grupos étnicos marginados; de amor por el entorno natural y de fe en la laboriosidad de sus habitantes… 

“… dejo constancia de reconocimiento al trabajo y a la dedicación de Mario Ramón Beteta; su paso por el Gobierno ha sido el de un hombre culto, con intención indeclinable de servir al pueblo que gobernó, del cual se lleva gratitud.  

“En la lucha electoral directa he aprendido a conocer, a practicar y a exigir la democracia política.  

“Desde hace muchos años, la administración del Estado goza de bien ganado prestigio de ser eficaz y estar organizada para servir a la población; pero estoy convencido que hoy la administración tiene que salir del palacio, de los palacios de gobierno y ganar la calle.  

“Los administradores estamos obligados a acercarnos a la población; no a la inversa. Haremos una administración simple, austera, sin privilegios ni ostentaciones, dedicada a atender al ciudadano común y corriente.  

“Históricamente, el Estado de México ha estado inserto en el corazón y en la encrucijada de los caminos de la patria. 

“En tierras del Estado de México vivieron y viven los descendientes de texcocanos, acolhuas, nahuas, aztecas, chichimecas, matlatzincas, otomíes, mazahuas y pirindas.  Allí está la asombrosa Teotihuacan, patrimonio universal.  

“Más tarde, en tierras del Estado de México los franciscanos, agustinos y dominicos esparcieron la palabra y edificaron, con inigualado sentido estético, sólidos templos y sombríos claustros que nos asombran. Díganlo si no, quienes hayan admirado los retablos de Tepotzotlán y Ozumba, la fachada de Acolman, la cruz atrial de Cuautitlán, los corredores de Malinalco, el mínimo claustro de Oxtotípac y el casi inaccesible santuario de Mamatla.  

“Siglos después las tierras del Estado retumbaron con la primera y mayor batalla por la emancipación; la que llevamos grabada en el corazón y en el escudo del Estado: la del Monte de las Cruces. 

“El Valle de Toluca fue cementerio de los cuarteles de Calleja, y las umbrías barrancas de La Goleta, en el profundo sur, dieron resguardo a los Galeana y a Pedro Ascencio. 

“El Estado de México fue crisol de grandes liberales y reformistas: José María Luis Mora y León Guzmán, entre otros muchos; en aquella época nació el Instituto Científico y Literario de Toluca, cuya enseñanza y filosofía positivista irradió luz e inteligencia en todo el siglo XIX. 

“Esta, señores diputados, pueblo del Estado de México, es la tierra de Sor Juana, de Alzate, de El Nigromante, de Pagaza, de Zúñiga, de Andrés Molina Enríquez, de Narciso Bassols, de López Mateos, de Gustavo Baz y otras docenas de nombres ilustres que se vienen a la memoria.  

“Pasaron los años y hoy, igual que ayer, el Estado de México sigue en el corazón y en la encrucijada de los caminos de la Patria. 

“Más que ninguna otra porción del territorio nacional, el Estado de México es espejo y reflejo del país. Con sus problemas y sus retos, con sus aciertos y sus esperanzas.  

“A sus antiguos lagos y valles, a sus tupidas arboledas, a sus suaves colinas, a las orillas de sus ríos, han llegado mexicanos de todos los confines de la Nación. 

“Juntos hemos cubierto la superficie de nuestra tierra de productivas fábricas, con útiles talleres, laboriosas escuelas, moradas lujosas, modestas casas y también, tristemente, con paupérrimas viviendas. 

“Nuevos ciudadanos del Estado se asientan en el fondo arenoso del extinto lago dulce de Chalco o a ambos lados del centenario albarradón de los indios, en Ecatepec, o en las parcelas salitrosas de Chimalhuacán y de Texcoco; esos hombres y mujeres de todas partes del país han venido al Estado de México, porque saben que aquí anida la esperanza. No están equivocados.    

“Los hombres y las mujeres del Estado de México somos capaces de doblegar la adversidad, de edificar el progreso con nuestras propias manos. Ya lo hemos hecho antes, lo estamos haciendo ahora y lo vamos a seguir haciendo.  

“Los nuevos pobladores son por derecho propio oriundos de esta tierra. Dejaron la suya para buscar mejores perspectivas. Millones las han encontrado y otros más las van a encontrar. 

“Necesitamos sólo una cosa: voluntad para trabajar juntos y en paz.  

“…Chalco, donde antiguamente terminaban los pastizales de Ixtapaluca. Porque allí, como hace 20 años en Nezahualcóyotl, todo está por hacerse, por edificarse; allí se carece prácticamente de todo, menos de voluntad para el cambio.  

“…allí viven los nuevos hijos del Estado de México que están requiriendo toda nuestra atención. Ya logramos una vez, los habitantes del Estado, el milagro de Nezahualcóyotl. Lo haremos nuevamente en Chalco, Chimalhuacán y Los Reyes, La Paz. 

“…la razón superior del Estado está por encima de afectos y aun de afinidades ideológicas, cuando va de por medio el bienestar del pueblo. 

“…cuando hablamos de indigencia en el Estado, con frecuencia pensamos sólo en los nuevos asentamientos de la zona que se conoce con el nombre de Valle de México, pero todos sabemos que, infortunadamente, persisten carencias muy antiguas entre nuestros hermanos otomíes y mazahuas. 

“No lejos de aquí, en Suchi, en Vare Chiquichuca, en Cabecera de Indígenas, en Mañí, en San Pedro el Alto, en Nichi, en Pozontepec y en tantos otros lados, las comunidades étnicas esperan nuestra acción para aliviar el peso de las necesidades ancestrales; aún cuando sólo sean las más elementales…me siento obligado a atender a las comunidades indígenas de mi Estado. 

“Dispone el Estado de un sector productivo muy avanzado tecnológicamente y con capacidad competitiva aun en los mercados internacionales. Nos sentimos orgullosos de la potencia de los sectores productivos del Estado de México. Lo vamos a estimular y alentar en la modernización. La modernización significa propiciar un clima de trabajo para los sectores productivos: para los industriales, para los comerciantes, para el pequeño empresario, que no debe sentir en el Gobierno una competencia, sino por el contrario, un apoyo a sus actividades.  

“Trabajan en nuestra entidad más de un millón de obreros organizados.  

“Visitemos la naturaleza de nuestro Estado en su esplendor primigenio: la Barranca Honda y el cerro del Cacique, en Xoconusco; las huertas de mamey, en Pungarancho; la laguna de San Antonio del Rosario, las cañadas de Nanchititla, la cañada de Lobos, en Timilpan; los manantiales de Monte de Pozo, el cerro de la bufa y el de La Catedral; Monte de Peña, la Peña Ñadó, y así, tal vez podremos llegar hasta los manantiales de San Juan Teotihuacán y de Soyaniquilpan. 

“Estoy obligado a fomentar la unidad política de la entidad, porque en ella se sustentó la seguridad, la prosperidad del Estado. La unidad política será una de mis principales tareas.  

“En esta tribuna, ante los representantes del pueblo del Estado de México, me comprometo a velar por la integridad física de cada centímetro del territorio del Estado. 

“El código con el que me propongo gobernar es simple; se inspira en el espíritu republicano y austero de los liberales Juaristas”.  

Foto de Pixabay en Pexels

Noticias Relacionadas

Confesiones de turista

20/10/2020

20/10/2020

México ante reflejos Aranxa Albarrán Solleiro Lo conocí un día de enero de hace cuatro años, mi miedo y mi...

Derecho de Picaporte

23/01/2020

23/01/2020

El propio Carlos Iriarte, Ricardo Aguilar y otros presidentes hicieron lo mismo, pero García Ortega no dijo nada entonces, pues su membrete recibía trato y...

Se pronuncia Sheinbaum por eliminar excesivos sueldos de funcionarios

13/07/2023

13/07/2023

‘’Mientras del lado opositor hay miedo y oscuridad, en la Cuarta Transformación hay esperanza y amor a México’’, resaltó Claudia Sheinbaum Pardo durante...

Regularización de autos “chocolate” sería negativa para la industria local: empresarios

13/07/2021

13/07/2021

Miguel García Conejo  Jesús Trigos, presidente del Centro Patronal del Estado de México, se manifestó contra la intención del Gobierno...

El terror de La Dama de Negro teatro llegará a Toluca

19/10/2019

19/10/2019

La Dama de Negro es la obra de teatro que ha roto todos los récords de permanencia. Cuenta con 25 años ininterrumpidos...