14/Apr/2024
Portal, Diario del Estado de México

La Voz Poética

Fecha de publicación:

¿Por qué suspiras…? / suspiro por…® 

Daniel Cortez 

¿Por qué suspiras…? 

Dulce café desvela el alma, noche sin fin colma de cierta amabilidad el ambiente, es difícil entender cómo llegamos a esta posición, pero tu cabeza recostada en mi brazo es una nueva forma de confiar, cierras tus ojos, verte respirar es creer de nuevo en la vida. 

Tu cuello descubierto impulsa mis instintos, el aroma de tu piel es una ráfaga de fuego que altera todo, respiro lentamente para no perder rastro de ese instante, me ahogo con ese adictivo gusto de sentir, de añorar rosar con los labios cada lugar que cubre la ropa. 

Verte implica estar sin escudos, sin máscaras. Eres un ángel que ha confiado en las manos de este demonio que acaricia tus mejillas intentando no mover sentimientos, abres los ojos y ves el momento en que un suspiro me traiciona, me preguntas: ¿Qué pasa?, en puntos suspensivos contesto mirándote, mientras la sangre hierve. 

No sé qué decirte cuando hundes tu cálida mirada en mí, ¿Por qué suspiras…? Replicas, te abrazo intentando callar el interrogatorio, te abrazo pensado “todo estará bien”, te beso… mezclado los mares en esta luna, ahogando el tiempo. 

Suspiro por…  

El roce de tus labios es el delicado permiso de la vida para sonreír en este agónico noviembre, es el respiro eterno que muere en pocos segundos después de ser herido por tu lengua. La claridad ha desnudado todo, excepto los cuerpos, nos miramos algunos minutos siendo espectadores y protagonistas del acontecimiento 

Intento responder a la pregunta que has puesto al aire, suspiro por… Cuando provocado por tu forma de verme, te vuelvo a besar tantas veces como el tiempo y la alineación del sentimiento lo permiten, quiero desgastar mis labios y dejar las marcas invisibles para que no me olvides. 

Ya no tengo pretextos para callar, soy un mar de sentimientos encontrados en la dualidad de la felicidad y el temor. 

Tomo tu mano y con voz medio cortada te digo: “suspiro porque es mi forma de decirte lo que siento sin usar palabras, sin arruinar el momento, suspiro porque me falta el aire cuando me miras, suspiro porque siento y es mi forma de decirte que tu compañía me hace feliz…” 

Mi rostro pierde el color (clásica forma de ponerme apenado sin usar el rojo) nos enredamos en nuestros brazos, no hay más que decir, disfruto el mágico instante de nuestro beso eterno, me pierdo sintiendo mil cosas mientras te aferras a mi pecho. 

Noticias Relacionadas

Derecho de Picaporte

16/02/2022

16/02/2022

Alfonso Godínez Mendiola  Enésimo aumento en la scasetas mexiquenses.  El Senador Higinio Martínez alza la voz…  Quien esto escribe fue...

El horror de Inés Arredondo en Café Literario con perspectiva de género

10/10/2019

10/10/2019

Marcada por una constante búsqueda por el reconocimiento del otro, ya sea a través la mirada o el placer (en...

Derecho de Picaporte

12/09/2022

12/09/2022

Alfonso Godínez Mendiola   Cónica de un faraónico informe.   En el quinto y penúltimo informe “de resultados” (¿se referirá a la...

ANÁLISIS

02/11/2021

02/11/2021

Tomás Flores Rosales  • Escasez de dinero público, el otro problema del PRI para conservar el poder Ejecutivo estatal.  •...

ANÁLISIS

08/03/2022

08/03/2022

Tomás Flores Rosales • 8 de Marzo, un día después • Realidad, pobreza, marginación, desigualdad • ¿Qué hacer con el...