30/Mar/2023
Portal, Diario del Estado de México

Panorama y nuevos retos para el turismo, una conversación con futuros licenciados en turismo

Fecha de publicación:

Aranxa Solleiro  

Siete treinta de la noche, desde Querétaro y Toluca respectivamente, los alumnos de octavo semestre de la Licenciatura de Gestión del Turismo Cultural, perteneciente a la Universidad Autónoma de Querétaro y quien redacta el presente texto, conversamos sobre las problemáticas identificadas por ellos en el sector durante el tiempo pandémico. 

Me interesaba adentrarme en la perspectiva discente para reflexionar mejor las opiniones de presagio que surjan de mi reducido almanaque turístico, en términos académicos.  

El primer punto, lanzado como fusil acertado y a la vez detonante, fue el de Xitlaly: “me parece que no estamos teniendo un correcto “training” para los prestadores de servicios en los destinos turísticos. Si uno de los lemas de la Organización Mundial del Turismo es incentivar al turismo residencial, creo yo que no se está preparando al personal para mantenerlos protegidos del virus. Somos el número tres del mundo en destinos más visitados pero ¿bajo qué costo?” A lo cual de inmediato asentí gesticulando una expresión de emoción por escucharla. 

Evidentemente, para rescatar las pérdidas avasalladoras del sector, no solo en aspectos obvios de economía sino en proximidad con los integrantes de una comunidad, su cultura y su entorno, la inmediatez de abrir los establecimientos turísticos sin capacitar al personal con sustancias idóneas para sanitizar o proporcionando protección debida para quienes atienden, auspicia aún más la precariedad laboral. 

Concluida la participación de Xitlaly, se escuchó un comentario proveniente de uno de los iconos virtuales: “rescatar al turismo en aspectos ambientales, es decir, pulir la imagen del turismo sustentable, no solo debería de centrarse en el cuidado ambiental, sino en los estudios de capacidad de carga permitida en destinos pequeños como los Pueblos Mágicos o sitios rurales, de los cuales se hace mención en los planes estratégicos de la OMT.” El ícono al concluir, se convirtió en la catedrática del grupo al comando: la maestra Mejía. 

Tras lo cual enfatizamos que motivar a los viajeros a realizar un turismo residencial o doméstico, deberá incluir también una capacitación inclusiva con comunidades indígenas o rurales, que no cuentan hasta el momento con un inventario turístico, lo que podría resultar contraproducente, puesto que no todos consideran al turismo como un elemento benefactor, sino como un depredador a su paz y recursos. 

Ejemplos de efectos desdeñosos por lo anterior sería: aumento de desechos en el lugar, maltrato y explotación de recursos naturales, así como invasión a su territorio. Ya lo menciona un dicho de suma relevancia para la nación: “mucho ayuda el que no estorba” o “no hagas cosas buenas que parezcan malas.” Se entiende, respondí con delicadeza, la OMT lo que planea es cambiar la imagen destructora del turismo solo enfocado a las masas y el aumento del capitalismo salvaje, empero hacerlo también de esta manera, podría desbocar en un escenario lamentable. 

Le dimos vuelta a las diapositivas a falta de libros palpables y llegamos al posible “punto positivo” del turismo sugerente en pandemia: la creación de nuevas bifurcaciones turísticas como: el turismo negro, turismo residencial y el turismo virtual, éste último iluminó melodiosamente los rostros de Lupita, Xitlaly, Alexis y Anáis (alumnos participantes), pues apasionados desarrollaron ideas de turismo virtual para promocionar sus lugares de origen: Tequisquiapan, San Juan Del Río y Peña de Bernal, por mencionar algunos.  

La creación de redes de alumnos para proponer ideas a cuerpos autoritarios turísticos en Ayuntamientos, donde comúnmente (y lamentablemente) no se tiene a un licenciado o profesional con formación turística, provocando la escasa atención de detalles como la protección de locatarios y valorización de su cultura, sería un buen comienzo de rescate al sector. 

La charla culminó cuando la invitada (quien suscribe) mencionó un clásico, mas no minúsculo lema: “sabemos que la realidad es compleja, que los pronósticos no son en todo momento alentadores, pero como alumnos, les pido no darse por vencidos en su profesión. Al turismo le hace falta unión y qué mejor que la unión de quien lo estima y valora como ustedes, colegas.” 

(Foto: Aranxa Solleiro)  

Noticias Relacionadas

El Centro de Cultura Digital presentará el libro “Tecnologías Vitales. Pensar las culturas digitales desde Latinoamérica”

26/04/2022

26/04/2022

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Centro de Cultura Digital (CCD), invita al público en...

Estrategias de distanciamiento social alrededor del mundo en el sector turístico

27/05/2020

27/05/2020

Cuando arribe el desconfinamiento, será evidente demostrar el estudio de estrategias y planes de organización en los establecimientos turísticos, ya...

Ante la pandemia, redes sociales son estratégicas en la lucha por derechos LGBT: Mireles Sosa

24/08/2020

24/08/2020

Las redes sociales son una herramienta estratégica para visibilizar a la población lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT) durante este...

Bebés deben consumir leche materna y evitar por completo las fórmulas

13/08/2020

13/08/2020

Para su desarrollo pleno, los bebés deben consumir leche materna y evitar por completo las fórmulas, afirmó la líder de...

Voleibol Universitario entrena desde casa

08/04/2020

08/04/2020

Los equipos de voleibol y voleibol de playa pertenecientes a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) se sumaron...