15/Jun/2024
Portal, Diario del Estado de México

Familia y Sociedad

Fecha de publicación:

El bien-ser…… el verdadero bienestar!

Muy estimados(as) lectores(as)! Les saludo con el gusto de desear para ustedes y los suyos que la salud y muchas otras bendiciones estén presentes en su vida familiar. Agradezco también, el espacio que Usted hace en su agenda del día para la lectura de las presentes líneas que, en ésta ocasión dedicaremos al “bien-ser”, que tan olvidado se encuentra en éstos tiempos.

Hace poco leí que el Instituto Enric Corbera señaló….El “ser” es aquello que habitamos toda nuestra vida. Si partimos de ésta premisa, bien valdría la pena poner a ese “ser” en primera línea para poder alcanzar todo aquello que hemos pretendido o con lo cual soñamos, para darle a ese “ser” lo que realmente necesita para estar “bien”. Por tanto, podemos comprender el por qué dicho instituto señala posteriormente que el “bienser” es el verdadero bienestar.

La Tecnocracia, que etimológicamente se divide en dos partes, deriva del griego compuesto por los vocablos “téchne”, que significa arte o técnica y “kratos” que indica dominio o poder de la técnica y junto a otras ideologías buscan hacernos aceptar el “poder de la técnica” en una época de tecnología avanzada.

Sin duda, en la actualidad nos es vendido el concepto de “bienestar” a partir de “tener”, “comprar”, “acumular” pues la sociedad se basa en el “Cuánto tienes”…..”Cuánto vales”, habiéndonos olvidado del valor y dignidad del ser humano a partir de “ser” quien “es”…..

Antropológicamente, cada ser humano poseemos un valor incalculable simplemente por el hecho de “ser persona”, única e irrepetible. Dignidad que, antropológicamente corresponde a la existencia de cada persona, y que no está en duda pero que, socialmente nos hemos acostumbrado a que nuestro valor dependerá de las posesiones o cuentas bancarias con las que la persona cuente y que, de acuerdo a ese absurdo criterio hemos sido “clasificados” en una sociedad absolutamente superficial, materialista, consumista, “elitista”, en la cual la discriminación juega un papel preponderante y que, por desgracia,  nos hemos ido acostumbrando a ésta clase de “prejuicios” que invaden las esferas de la sociedad en la que nos desenvolvemos.

La felicidad que todos buscamos en ésta vida, y que se ha ido transformando también, para actualmente entenderla como “tener más”, ha convertido a ésta en un sueño de ambición por el simple hecho de llegar a tener esto, tener aquello, confiriendo al materialismo un lugar especial en nuestra vida y en nuestro proceder para darle el poder de marcar la dimensión de satisfacción y felicidad que anhelamos, conforme a los actuales criterios consumistas y materialistas que, hemos permitido se alojen en nuestra vida personal y familiar, para convertirnos en títeres de la publicidad y de las redes sociales, a las cuales les hemos dado el poder de “manipularnos” hasta el punto de desear todo aquello que nos proporciona “estatus” y un espacio en la sociedad impersonal que nos está tocando vivir y que, además, individualmente estamos resultando totalmente invisibles, siendo solo parte de un segmento al cual nos hemos adherido por propia voluntad sin detenernos a reflexionar ni siquiera por un momento en la capacidad de discernimiento con la cual hemos sido dotados, para ejercer nuestra libertad de “elegir” la construcción de la propia vida, de la cual, como consecuencia, solamente nosotros seremos responsables.

En éste sentido, resulta de vital importancia asumir la responsabilidad que cada persona, cada uno de nosotros tendría que aprender a asumir sobre cada elección ó decisión tomada en el ejercicio de la libertad individual para despúes responsabilizarse de las consecuencias de cada una de ellas y que, aprendamos a tener los ojos bien abiertos, para entender que, absolutamente nadie llegará a apoyarnos para resolver los temas consecuentes a las propias determinaciones tomadas.

Es claro que las actuales ideologías nos invitan constantemente a buscar el “bienestar” que asumen y convencen de que todos los productos y artículos que nos ofrecen contribuyen a un “bienestar” que recalcan “nos merecemos”…….desde luego, a partir del precio que cada uno de ellos tiene en el mercado, haciéndonos sentir que todas éstas “ofertas” son verdaderas oportunidades que debemos tomar para “pertenecer” al mundo que nos presentan tan atractivo que, en muchas ocasiones, somos capaces de asumir “deudas” que poco a poco nos van colocando en una situación económica complicada, y que es el comienzo de una vida complicada pues nuestro ingreso no nos dá para sufragar todas las deudas que hemos adquirido y finalmente, el tan deseado “bienestar” tan anhelado se convierte en una muy difícil situación financiera que afecta todas las áreas de nuestra vida.

En cambio, sin nos proponemos el “bien-ser”, primeramente daremos la prioridad a nuestro valor y dignidad de persona única e irrepetible, así como a nuestra capacidad de discernimiento para saber y comprender que siendo respetuosos con nosotros mismos, desarrollaremos la capacidad de “elegir” todo aquello que nos proporcione verdadera satisfacción interior en cuanto a la búsqueda de la verdadera paz interior y felicidad que nos darán por consecuencia la sensación de tranquilidad  a través de la búsqueda constante de la congruencia entre lo que somos como seres valiosos, únicos e irrepetibles, creados para vivir una vida en éste mundo, que nos permita crecer personalmente a través del autoconocimiento primero, para luego, saber que como individuos tenemos mucho que ofrecer a los demás desde nuestro valor intrínseco que no tiene relación alguna con los bienes materiales que el mundo nos ofrece para tan solo “aparentar” y que, al final nos dejan vacíos en nuestra vida interior. Y si es ésta justamente a la que si prestamos atención, nos proporcionará el “bien-ser” que nos dará el cimiento para lograr el bienestar legítimo que, solo como consecuencia del cuidado del ser, podremos alcanzar para experimentar la satisfacción del deber cumplido como corolario de una vida de entrega a las propias convicciones que se verá coronada con la indemnización de una verdadera integridad como indemnización de toda una vida de esfuerzo y lucha por lograr el legítimo objetivo de construir una efectiva misión cumplida! 

                                                                                           Y….Hasta la próxima, queridos(as) lectores(as)!!

Tags: en Opinión
Noticias Relacionadas

Cantar las cuarenta

04/11/2019

04/11/2019

Par de Ases: “México para Chile y Chile para México”, así cabeceaba uno de los diarios de mayor circulación nacional, una de...

Mención Aparte

07/01/2020

07/01/2020

A México le hace falta un astro que lo guíe, Carlos Samaniego   ¡Familia Feliz! ¡Feliz! ¡Feliz! y “Vete a la Tapo”   Economía mexiquense 2020   José Luis Rodríguez  ...

Derecho de Picaporte

29/10/2020

29/10/2020

Alfonso Godínez Mendiola El líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, recibió a la dirigencia estatal del tricolor en Veracruz, presidida...

PUMACOMENTARIOS

20/04/2022

20/04/2022

¡Así o más claro!  Michelle Núñez Rodríguez, alcaldesa de Valle de Bravo, se salió con la suya  María Luisa Mendoza...

Derecho de Picaporte

08/09/2021

08/09/2021

Alfonso Godínez Mendiola El Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón, recibió al presidente...