03/Feb/2023
Portal, Diario del Estado de México

El universitario del 2020 debe ser proactivo, analítico, perspicaz y soñador.

Fecha de publicación:

El reto de esta nueva normalidad es doble ya que las circunstancias del mundo exigen seres humanos sensibles, honestos, pero sobre todo con la capacidad de proyectar con precisión su aportación en beneficio de los demás. Somos esa parte del entramado, que tiene la responsabilidad de ser empático y solidario. El ser universitario tiene estrecha relación con la juventud y todo lo que ello implica, el ser soñador, disruptivo y cuestionador es parte de la esencia de ella. 

Raúl Adolfo  

Otras características que deben sumar al perfil del universitario son el estar consciente y  el ser responsable de su educación en todo momento, esto de la mano de las herramientas tecnológicas a su alcance, hoy sin límite alguno. Con ayuda y explotación de la creatividad a su máxima expresión, ya que tenemos la obligación de actuar de la manera más rápida y eficaz para replantear futuros escenarios donde nuestro actuar responsable será decisivo para el progreso social. 

Somos pieza angular, donde el ser colaborativo, organizado y libre de pensamiento será determinante para el desarrollo del país. Las universidades como recintos del conocimiento, son el semillero de mujeres y hombres que se dedican a la investigación y análisis de los diferentes fenómenos que atañen a la sociedad. La universidad es el espacio idóneo para fomentar el diálogo, la discrepancia y la  reflexión, pero sobre todo la formación de quien debe brindar múltiples opciones a las  diferentes realidades en beneficio de todos, ya sea en temas sociales, económicos, políticos, entre otros, siempre en pro del mejoramiento colectivo.  

Las nuevas realidades nos impulsan a ser más determinados, comprensivos y solidarios, con el fin de generar contextos armónicos, cercanos a la hermandad, con responsabilidad y en beneficio del crecimiento y fomento del bienestar. Nos corresponde actuar, vivir y afrontar con valor los retos diarios, despertando la curiosidad, siendo partícipes de la mejora del entorno, actuando de manera local, pero generando impacto global, estamos más interconectados que nunca, aprovechamos estas herramientas y  nuestro potencial humano. 

Esta etapa es el inicio de colaboración transversal que traspasa fronteras y  alcanza objetivos a gran escala, mismos que nos posicionan como seres capaces de conquistar cualquier adversidad. El universitario hoy no está solo, es parte fundamental del engranaje social y su participación debe ser puntual y decisiva en la toma de decisiones colectivas.  

Argumentar,  proponer y actuar es ya nuestra apuesta por un comportamiento genuino para el mejoramiento del entorno, situados desde nuestra trinchera procesando con mentalidad de éxito ideas que incrementen el desarrollo personal, nuestros talentos y habilidades, para apostar a la satisfacción de las necesidades y  para generar mayor  felicidad.  

  Somos el impulso y espíritu de las sociedades, pero el corazón de las universidades. 

Foto de Tirachard Kumtanom en Pexels

Tags: en Opinión
Noticias Relacionadas

Cantar las cuarenta

25/05/2020

25/05/2020

Don Dámaso   Barajeando: En casi 10 puntos creció la aprobación del Gobernador Alfredo del Mazo ubicándose en el segundo lugar en mayor...

Derecho de Picaporte

21/02/2022

21/02/2022

Alfonso Godínez Mendiola  A diferencia de algunos de sus antecesores, Alejandra del Moral si conoce todo el territorio del estado. ...

Derecho de Picaporte

13/10/2022

13/10/2022

Alfonso Godínez Mendiola  Sigue tema del aborto, pero antes, un muy delicado tema.  Enrique Vargas contra Daniel Sibaja…  Van contra...

Derecho de Picaporte

28/12/2020

28/12/2020

Alfonso Godínez Mendiola  Ayer les comentamos los 16 distritos electorales en los que el PRI irá en alianza con el...

MENCIÓN APARTE

16/10/2020

16/10/2020

Mujeres son ejemplo de fortaleza ante el complicado panorama en la vida rural  Incentivos a empresas por contratar jóvenes sería...