01/Feb/2023
Portal, Diario del Estado de México

Migrantes en Edomex: la lucha después de vencer a “La Bestia”

Fecha de publicación:

El último número registrado de inmigrantes en México en el 2019 es de un millón 60 mil 707. Las políticas impuestas en países centroamericanos, provocaron el desplazamiento de miles provenientes de países como: Guatemala, Honduras, El Salvador, Cuba, Colombia y Venezuela. Para su sustento, existen organizaciones civiles creadas específicamente para dar apoyo a personas que necesitan un asilo y por lo menos, un refugio donde evadir el hambre y el peligro de las calles. 

Aranxa Solleiro  

Don Armando Vilchis, es cofundador de la Organización “Hermanos en el camino” la cual fue creada el 27 de febrero de 2007 en Ixtepec, Oaxaca por iniciativa del Sacerdote Alejandro Solalinde, el cual recibió la primera noche a más de 400 migrantes. Sin embargo, 788 kilómetros hacia el centro del país, Don Armando forjaba la idea de ser también un soporte para el refugio, colocando a un lado de su espacio laboral (una instalación de servicio mecánico para automóviles) un albergue de personas inmigrantes, el cual está ubicado en Ignacio Comonfort esquina con Aldama en el Municipio de Metepec, Estado de México, aunque desde hace 17 años, ha ayudado con comida y un espacio para dormir a quienes lo necesiten.  

Don Armando durante el año, ha recibido a alrededor de 70 personas, niños, mujeres y hombres han sido bienvenidos dentro del espacio, contando por lo menos con la satisfacción de necesidades básicas tales como: una cama para dormir, comida, baño y educación. Al día de hoy, 48 personas habitan en el albergue, de ellos 10 son menores de edad que van entre los 5 a los 15 años, siendo en su mayoría provenientes de Honduras. Los recursos por otra parte, han sido el mayor reto para la organización. 

“Contamos con ayuda solamente del gobierno estatal, el federal y el municipal ni siquiera se han acercado a nosotros. Cuando estaba en campaña el actual gobierno del municipio, tuvimos ayuda, nos dieron un desayuno e incluso nos escucharon, prometiéndonos apoyo durante todo el tiempo de la administración, pero no ha sido así. Ahora ni siquiera se han acercado a nosotros, ni siquiera para saber si estamos bien.” Comentó Don Armando. Quien resiente profundamente la escasa atención.  

Empero, a pesar de las complicaciones, los residentes reciben un trato cordial y de amistad, creando entre ellos un lazo familiar que les ha sembrado un sentimiento de pertenencia y agradecimiento entre uno y otro.  

Cada uno ha luchado por salir delante de manera honesta, después de combatir la ferocidad de “La Bestia”, aquel tan mencionado tren que ha sido el transporte de almas y corazones que no desean nada menos, que despojarse de injusticias y daños vividos en su tierra natal. Antes de poner fuerza en la planta de sus pies y los nudillos de sus manos para conseguir la valentía suficiente de embarcar el viaje con dirección a México, contactan a través de Facebook a Don Armando, quien saben no les dejará desamparados y tendrán asegurado un sitio para seguir respirando con un destello de ilusiones truncadas.  

El viaje dura días, el cansancio obtenido de ello posiblemente se marquen como heridas profundas, sin embargo éstas duelen en el alma. Arriban “con gracia de Dios” al otro lado del río, al cual le temen todos pero les inyecta un deseo insoslayable de superación y protección a sus seres queridos. Algunos llegan solos, los niños se aferran a la mano de su madre o su padre, dependiendo de quién sea el indicado para pelear a costa de lo que sea y cruzar al país mexicano, el cual por fortuna, comparte algunas de las raíces con las que ellos crecieron.  

Primer parada en la Ciudad de México y se dirigen hacia la capital mexiquense, para seguir estudiando por lo menos una vez a la semana con una profesora a la que el gobierno ayuda para dar una formación estudiantil lo más cercano a la adecuada y necesaria para la mente de un niño o un adolescente. Sus posibilidades mientras consiguen una visa, son recibir educación primaria y secundaria solamente con un certificado otorgado al concluir sus estudios.  

No obstante, durante el presente año, la educación ha tomado una pausa obligatoria derivado de la pandemia, la cual en conjunto, ha disminuido el arribo de más inmigrantes por las fronteras que se encuentran cerradas todavía. Por lo pronto, queda ser fuertes y abrazar a quienes se convierten en amigos porque el latir del corazón se percibe similar al de otro, como Britany (5 años) con Selena (8 años) que a pesar de ser hijas de distintas madres, sus raíces hondureñas les provoca abrazarse y sonreírse con la emoción que debería tener cualquiera.  

Como ellas, la obtención de una visa les otorgará el acceso a una mejor vida, a una sin un sinnúmero de restricciones y de señalamientos erróneos expuestos por la sociedad, que en su mayoría, poco es agradable. Cuando la obtienen, agradecen el recibimiento y apoyo de Don Armando y se desplazan a mejores oportunidades laborales dentro de la República, con un sueldo de 2 mil pesos a la semana si con suerte se cuenta pero mejor, mucho mejor que pagar por vivir en un su país donde las injusticias, los despojos, el maltrato y la escasez de oportunidades subyace cada vez más.  

Don Armando recibe al mes, 30 despensas individuales por parte del gobierno estatal, con lo que se ayuda de manera diminuta pero haciendo que cuente en cantidades mayores. Distintos voluntarios arriban con productos de alimentos y bebidas, sin embargo no son constantes, puesto que las puertas del albergue están abiertas para quien desee otorgar un poco de luz a quienes la necesitan.  

Mientras tanto, el virus ha dado misericordia en tanto que ninguno de los residentes ha sufrido algún contagio a pesar de que la mayor parte del tiempo salen a las calles a vender lo que las manos y la creatividad les otorgan como pulseras y collares, o se destinan en pedir dinero a los paseantes y automovilistas en espera de la luz verde en el semáforo, mientras su visado es aceptado y pueden enfocarse a otro tipo de labor.  

Don Armando no deja de tener fe en que su esfuerzo siempre valdrá la pena, que el gobierno cumplirá su promesa de no desampararlos y que cada uno de sus hermanos, alcanzará la vida que desean y merecen.  

(Foto. Aranxa Solleiro)  

Noticias Relacionadas

La Pantera se corona campeona en evento con causa

18/11/2019

18/11/2019

Redacción Jilotepec, México a 17 de noviembre del 2019.- Luego de una contundente pelea, la toluqueña Edith “La Pantera” Flores...

Reforestan 800 estudiantes el plantel Isidro Fabela de UAEM

23/08/2022

23/08/2022

Ante el compromiso de que la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) sea una institución educativa verde, el pasado...

Crece violencia en Edomex durante Pandemia

22/04/2020

22/04/2020

Pese a la recomendación de resguardarse en el hogar derivado de la cuarentena el índice de homicidios y feminicidios en...

Se espera aumento en casos sospechosos, confirmados y decesos por COVID-19 en próximos días en Toluca

18/06/2020

18/06/2020

“Los días por venir serán de más desafíos, porque tendremos más casos sospechosos, confirmados y decesos”, señaló el alcalde de...

Al menos un delito ambiental es atendido por el PJEM cada semana

06/06/2021

06/06/2021

Los delitos contra el medio ambiente también son materia del Poder Judicial, y relevantes en términos de frecuencia, del 1...