Home Tags Posts tagged with "UNAM"

UNAM

Redacción

El agua como recurso esencial para la vida tiene que ser examinada desde la óptica de un consumo humano responsable. En México se obtiene de ríos, lagos, presas y pozos, sin embargo, muchas veces a estas fuentes llega un agua contaminada por los residuos generados por las actividades humanas, lo cual es muy preocupante, señaló la doctora Marisa Mazari Hiriart, investigadora del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Uno de los temas principales que se investiga en el Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS), que se encuentra en el citado Instituto, es el análisis de la composición del agua en México. Elementos químicos, bacterias, virus, parásitos, que están en el agua de riego para alimentos pueden afectar a la salud humana; por esta razón, la doctora Mazari asegura que es importante desarrollar más laboratorios en nuestro país que realicen este tipo de evaluaciones y llevar a cabo un monitoreo, para estar enterados como población, de la calidad del agua que estamos recibiendo para nuestro consumo.

“El término agua potable se refiere a un agua que es segura para el consumo humano. Todo depende de la fuente de la cual proviene, la manera en cómo es tratada, cómo se almacena y cómo es distribuida; entonces tenemos aquí una cadena en la cual no sólo es importante la fuente de abastecimiento, sino además cómo se maneja en los pasos posteriores” expresó la especialista.

(Foto: Agencia MVT)

Redacción

En su oficina del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el doctor Harry Brailovsky recibe frecuentemente cajas con pequeñas colecciones de chinches que le envían universidades y museos de todos los continentes para que les ayude a identificar la especie, es decir, determinar el nombre científico de cada ejemplar ahí contenido.

Con 45 años dedicados a la descripción, clasificación y estudio de la distribución de los heterópteros, como se les llama a las chinches en el ámbito científico, han convertido al investigador en una autoridad internacional y en una referencia obligada de este grupo de insectos de importancia agrícola y médica, pues existen algunas especies ampliamente conocidas por infestar árboles, otras por instalarse en nuestras camas para alimentarse de nuestra sangre por las noches y algunas más por transmitirnos la enfermedad de Chagas.

En su larga trayectoria académica, el también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), ha dado cuenta de alrededor de 942 nuevas especies de chinches, procedentes de México y de otras partes del planeta. A pesar de sus importantes contribuciones en la ampliación de nuestro conocimiento en materia de biodiversidad, el destacado investigador señala que aún hay muchas especies por descubrir de los diferentes grupos de insectos.

“En el caso de mi grupo de especialidad, las chinches, a nivel global se conocen alrededor de 30 mil especies y en nuestro país unas cuatro mil 500 especies”. Aunque esta cifra no está tan dispar con el total, el problema es que cuando se desciende en la escala de clasificación (que va de grupos generales de organismos hasta llegar a la especie) cada vez se sabe menos. “De los coreidos, conocidos popularmente como chinches patas de hoja, mi campo de mayor especialidad, se conocerán quizá unas 800 especies”, agrega.

De hecho, los insectos son el grupo de animales más numeroso y diversificado. Según Arthur D. Chapman, científico australiano ampliamente citado en la literatura científica, estima que existen cerca de un millón de especies de insectos descritas y, dependiendo de la fuente,  entre dos y ocho millones de especies que potencialmente viven en el planeta.

Es por esta gran riqueza biológica aún desconocida, que Brailovsky lamenta que, particularmente en el país, haya pocos taxónomos enfocados en cada uno de esos grupos de insectos. Estos científicos especializados en colectar, preservar muestras, recabar información y analizar los datos para identificar correctamente las especies se necesitan para saber, de entrada, en dónde viven. “La distribución de las especies de insectos la damos nosotros, no los insectos, porque no hay forma de saberlo si nadie va al campo a colectarlos”.

En el caso de las mariposas, el grupo de insectos donde hay el mayor número de taxónomos, se conocen bien las mariposas diurnas, pero no pasa lo mismo con las mariposas nocturnas, un grupo donde todavía hay mucho por conocer. En el caso de los escarabajos, añade, se conocen bien los grupos más llamativos, pero el 99 ciento restante se desconoce.

Hacer sistemática, es decir, clasificar un grupo de organismos a partir de su historia evolutiva, es una labor compleja, admite Brailovsky. De ahí que, a partir de su experiencia y de lo que ha visto, el científico asegure que para que un taxónomo llegue a conocer y entender a profundidad cierto grupo de insectos, necesita invertir entre seis y siete años de trabajo de tiempo completo.

Luego que los insectos se colectan en el campo y se montan delicadamente en grandes repositorios, abunda el reconocido investigador, el siguiente paso depende de la habilidad para observar a través del microscopio y de la capacidad de describir detalladamente los ejemplares, esto con la ayuda de la literatura científica apropiada para ello. “Este trabajo no se trata de contar pelos, patas ni uñas, sino de ver y comparar diminutas estructuras morfológicas externas e internas de los organismos. Para mí esta labor ahora es  relativamente sencilla, pero para el joven que empieza resulta compleja y muy tardada”.

Si bien el proceso de clasificación de las especies es largo, el momento clímax de una investigación de meses o años y de mayor satisfacción para Brailovsky ocurre cuando elabora una clave taxonómica, una especie de manual que sirve para identificar a los grupos de organismos. “Una clave es la síntesis de todo ese conocimiento generado y recabado y una clave ilustrada, una buen dibujo o fotografía, refuerza ese conocimiento”.

En todo lo anterior radica la importancia de que las instituciones y universidades que hacen investigación de este tipo tengan paciencia, sobre todo con sus estudiantes, sostiene el especialista en entomología sistemática. “Cuando una institución permite que sus académicos incidan sobre el mismo problema a través de los años es cuando realmente se puede desarrollar una línea de investigación”.

Así es como el coordinador de la sección de biología de la AMC, partiendo prácticamente de cero, con unos cuantos ejemplares y una precaria biblioteca, ha contribuido a integrar un acervo de más de un millón y medio de chinches, que la convierte probablemente en la colección más importante del mundo de este tipo de insectos, afirma.

(Foto: www.byostasys.com)

Miguel García Conejo

En la sala Benito Juárez García del edificio de Rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de México, la Fundación UAEMéx realizó la entrega de Apoyos complementarios de Movilidad Académica y becas dedicadas a lograr la titulación de los alumnos.

Ricardo Joya Cepeda, secretario de Extinción y Vinculación de la UAEM, informó que estos apoyos nacen de la premisa de no dejar que “nadie se quede sin ver el futuro por cuestiones económicas”, contribuyendo así al desarrollo profesional y humano de los universitarios.

Con ello de manera general 28 jóvenes recibieron apoyos económicos por 15 mil pesos, con lo cual 20 de ellos podrán cursar por un semestre estudios en diversas Universidades de países como España, Argentina, Chile, Japón, Rusia y Tailandia.

Los ocho restantes realizarán estudios a nivel nacional dentro de la Universidad de Guadalajara, la Universidad Autónoma de Baja California, la Autónoma de Yucatán, la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado de la UNAM, así como en el Instituto Tecnológico de Occidente y la Autónoma Nacional.

A la par  23 estudiantes más se beneficiaron con becas de titulación de hasta 4 mil 500 pesos. A lo largo de una década, la Fundación UAEMéx ha logrado respaldar a más de 46 mil universitarios con ayuda de varios benefactores.

Los apoyos de titulación de otorgaron a los mejores promedios obtenidos en las modalidades de tesis, tesina, aprovechamiento académico y examen general de egresos.

Actualmente, de acuerdo con University Rankings Latin America 2014, la UAEM es la mejor universidad pública estatal.

(Foto: UAEM)

Redacción

Para discutir la situación actual y futura del Cambio Climático en México, expertos en la materia realizaron recientemente en el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) una mesa de análisis, en la que expusieron los retos que enfrentan el gobierno, la industria y la academia a partir de los Resultados del Panel Intergubernamental (IPCC, por sus siglas en inglés).

Allí, la doctora Blanca Emma Mendoza Ortega, investigadora del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que en México podría aumentar a dos grados centígrados la temperatura para 2050 y, en consecuencia, el planeta quedaría completamente libre de hielo.

A esta conclusión llegaron, dijo, después de realizar tres modelos de predicción a futuro con emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) reducidas, moderadas y extremas. Los estudios realizados por expertos del IPCC están basados en cuantificaciones y revelaron que eso ocurrirá dentro del primer escenario, considerado el más optimista para nuestro país.

“El mar es el gran reservorio y modulador de temperatura del planeta y ya se ha comprobado que hay un aumento en los primeros 700 metros de la superficie y, de continuar, los daños en todo el ecosistema serán mayores debido a la alteración de las corrientes marinas”, reiteró la especialista.

Resaltó que México tiene mayor vulnerabilidad al estar situado entre dos sistemas oceánicos, y el incremento de energía formará más huracanes intensos, aunado a la inundación de zonas costeras, en donde ya son más frecuentes.

Alertó que en México, además de los daños irreversibles en las zonas costeras,  los incendios forestales y el estrés hídrico, la industria turística ya está sufriendo los impactos del cambio climático y se prevé que algunas playas puedan inundarse en unos 20 o 30 años por la elevación del nivel del mar.

(Foto: Especial Portal)

Agencias

Para ofrecer atención psicológica a personas con depresión leve o moderada, trastornos de ansiedad, duelo y violencia doméstica, Georgina Cárdenas López, profesora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, ha recurrido a la computadora y a Internet, dos dispositivos tecnológicos cada vez más accesibles a la población.

“En vez de ir a terapia lejos de la casa, la escuela o el trabajo, e invertir tiempo y dinero en el traslado, hemos innovado con un servicio de ciberterapia a distancia, en la que el terapeuta y el paciente acuerdan una cita en línea, en donde se ofrece, previo pago, atención profesional directa y confidencial”, destacó la fundadora y responsable del Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología de la FP.

El servicio también es útil para quienes viven en el campo o en regiones del país donde no abunda el servicio psicológico profesional.

“Desde 2005 brindamos atención psicológica a distancia y gradualmente hemos ampliado el servicio. Por ejemplo, tenemos uno especializado en la prevención de adicciones y otro para atender a víctimas de secuestro o robo con violencia”, precisó la doctora en psicología de la salud, con 40 años de docencia en la UNAM.

A falta de la tradicional cita presencial entre psicólogo y paciente, la ciberterapia ofrece una videoconferencia, en donde ambos pueden verse en la pantalla de la computadora y completar su conversación con textos o audio.  “En este tipo de terapia existen diferentes formas de comunicación, es novedosa y de adaptación rápida; aquí se toman en cuenta los gestos y la conducta corporal del paciente”, precisó.

“Mucha gente pide la videoconferencia, que es lo más cercano a la cita presencial, y pronto utilizaremos un sistema de reconocimiento facial de emociones, que hemos desarrollado con un estudiante de doctorado”, detalló.

Con este método, la psicóloga ha atendido a migrantes mexicanos en Estados Unidos, ubicados en Yuma, Arizona. “Algunos no saben leer ni escribir, pero tuvieron la asistencia de facilitadores del grupo Campesinos sin Fronteras, quienes les encendieron la computadora para que pudieran conversar por videoconferencia con los terapeutas. Fue una experiencia buena, con resultados efectivos que darán sustento empírico a los protocolos de tratamiento del siglo XXI”, finalizó.

Lee la Nota completa en sumedico.com

(Foto: psicologoarmandoarafat.com)

Redacción

Con la capacidad de observar con exactitud nanométrica y realizar modificaciones a cadenas de ADN, los microscopios de fuerza atómica y con focal del Centro de Investigación en Química Sustentable (CIQS) de la Universidad Autónoma del Estado de México permiten ubicar a ésta como la única institución del país que reúne en un sólo espacio este equipamiento tecnológico de punta.

El coordinador del Centro –donde la UAEM y la UNAM desarrollan trabajo de investigación conjunto-, Víctor Varela Guerrero, destacó que los microscopios, de reciente adquisición y con un valor superior a los cuatro millones de pesos cada uno, posibilitará a este espacio universitario realizar investigaciones de gran impacto social en áreas como la Química, la Medicina y la Odontología. Refirió que el microscopio de fuerza atómica tiene la cualidad de proporcionar imágenes de gran fidelidad y en tercera dimensión, mediante una potencia de láser de 20 mil kilovolts, equivalentes a 20 por ciento de la energía total que emplea el CIQS en sus instalaciones.

A diferencia de microscopios como el de barrido electrónico y transmisión electrónica, que también tiene el CIQS, el de fuerza atómica, explicó, tiene la particularidad de funcionar de forma invertida, es decir, dispersa el haz de luz de arriba hacia abajo, lo que permite atravesar la muestra sin modificarla, ofreciendo características que ningún otro aparato de microscopía brinda, como propiedades de elasticidad y resistencia de moléculas. Por otro lado, detalló, el microscopio con focal asegura la capacidad para intervenir en células; en este sentido, dijo, es posible identificar las cadenas de ADN, desdoblarlas y modificarlas a través del láser, para luego observar si existen cambios en las interconexiones cerebrales.

 Los dos aparatos tienen la capacidad de ofrecer las imágenes en al menos 10 minutos, de acuerdo al tamaño y característica de la muestra, puesto que un ejemplar con propiedades rugosas o uniformes puede demandar 10 procesos de una hora cada una, concluyó Varela Guerrero.

(Foto: UAEM)

SuMedico

Científicos de la UNAM han desarrollado un nuevo tratamiento contra la leucemia a partir de la diminuta estructura de un virus sin su material genético, donde se  puede ensamblar un fármaco e introducirlo al organismo para crear una nueva generación de medicamentos más eficientes y sin efectos adversos.

Expertos del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNyN), Baja California, diseñan un nanofármaco para combatir la leucemia linfocítica aguda, que es el cáncer sanguíneo más frecuente en niños de tres a siete años de edad y, en menor frecuencia, en adultos.

El experimento consiste en que a partir de un virus de apenas 28 nanómetros que se hospeda en plantas y es inocuo a los animales, Rubén Darío Cadena Nava y Alejandro Huerta Saquero sintetizan partículas tipo virus que en su interior contienen una enzima que modifica al aminoácido asparagina, que sirve de alimento a las células cancerosas y así evita la sobrevivencia y proliferación de la enfermedad.

En el Departamento de Bionanotecnología del CNyN, los científicos Rubén Darío Cadena y Alejandro Huerta, junto con Rafael Vázquez Duhalt y Sergio Águila Puentes, combinan técnicas de biología molecular, bioquímica y nanotecnología para desarrollar el nanofármaco, que estiman probar a finales del 2015 en un primer modelo animal experimental.

 

Lee la nota completa en sumedico.com

(Foto: alimentacionyleucemia.blogspot.com)

Agencia MVT

Lucina Cortés Cornejo, décimo cuarta regidora de Naucalpan, señaló que, a 30 meses de que Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de la República, la economía familiar está maltrecha por tanto aumento a los productos de la canasta básica, a los combustibles y por la falta de empleo.

“Los compromisos por la economía familiar firmados en campaña por Peña Nieto siguen pendientes; los naucalpenses no están ganando más por su trabajo, no se ha detenido el alza a los precios de los alimentos básicos, mucho menos el importe de la luz, el gas y la gasolina”, concretó.

Cortés Cornejo mencionó que recientemente una investigación realizada en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para el Senado de la República, resalta que el poder adquisitivo ha caído 77.79 por ciento de 1987 a 2014, lo que significa que una familia puede comprar sólo 34 por ciento de una canasta de productos recomendables con un salario mínimo.

El salario mínimo diario general para 2014 es de 65.58 pesos; sin embargo, el ingreso que se requiere para adquirir los alimentos nutricionalmente recomendados y que constituyen la canasta alimenticia recomendable, tendría que ser de 184.96 pesos por día; por tanto, habría que aumentar 117.67 pesos al salario mínimo diario.

Declaró que al final del primer semestre de este 2014, la economía de las familias mexicanas no muestra signos de recuperación, ya que los precios de los combustibles siguen subiendo.

“La gasolina Magna ha alcanzado un costo de 12.77 pesos por litro. El gas LP está costando 13.47 pesos por kilogramo en el Distrito Federal y en algunos municipios del Estado de México e Hidalgo”, puntualizó.

Lucina Cortés mencionó que al inicio de junio la PROFECO documentó en centros comerciales del área Metropolitana, que el kilogramo de limón se vendió en un máximo de 14.09 pesos, el azúcar en 22.62 pesos por bolsa de dos kilos; la cebolla en 11.81, jitomate saladette en 14.21 y el aguacate hass en 50.20 pesos.

“Esta es la segunda alza de precios que se registra en productos de la canasta básica, luego de que el limón tuviera su incremento durante el primer trimestre del año”, concluyó.

(Foto: Cuartoscuro)

Agencias

Investigadores del Departamento de Productos Naturales del Instituto de Química (IQ) de la UNAM, guiados por Mariano Martínez Vázquez, descubrieron, que a partir de las plantas guayule (Parthenium argentatum) y cuachalalate (Amphipterygium adstringens), se pueden obtener compuestos antiinflamatorios y anticancerígenos, lo cuales ya han sido probados y han dado resultados favorables en ratones.

Los científicos universitarios han visto que, en roedores a los que les inocularon células cancerosas humanas, los compuestos son menos tóxicos y más efectivos que los medicamentos anticancerígenos convencionales y, por otro lado, no afectan las células normales.

“Al compararlos con medicinas anticancerosas aplicadas en la clínica, pudimos observar  que nuestros compuestos hacen que el crecimiento tumoral sea más lento, con la ventaja adicional de que presentan baja toxicidad”, mencionó Martínez Vázquez.

El guayule y el cuachalalate tienen una gran cantidad de triterpenos, sustancias con actividad antiinflamatoria y enorme capacidad para inhabilitar la proliferación de células cancerosas humanas.

Lee la Nota completa en sumedico.com

(Foto: Agencia ID)

SuMedico

Investigadores de la UNAM están intentando patentar un medicamento hecho a base de la planta mediterránea silimarina, la cual es un extracto antioxidante y antiinflamatorio que proviene de la planta Silybum marianum. La investigadora Anahí Chavarría Krauser, proveniente de Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, analiza el camino bioquímico para detener la muerte de neuronas dopaminérgicas, síntoma de la enfermedad de Parkinson, que es la cuarta causa de visita médica en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez.

Lee la nota completa en sumedico.com